Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La Copal se suma a otros industriales y ve complicado pagar un plus de fin de año

A horas de la reunión con la CGT y el Gobierno, el vice de la UIA dijo que se hace difícil el plus, en medio de un contexto de suspensiones y vacaciones acordadas

La Copal se suma a otros industriales y ve complicado pagar un plus de fin de año

Los empresarios parecen percibir mayor margen de maniobra después de haber desactivado lo que podría haber sido el primer paro nacional contra el gobierno de Mauricio Macri, y empezaron a bajar las expectativas en torno a otorgar el bono de fin de año.

Así lo dejó ver el presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, quien puso en duda que el sector pueda afrontar alguna compensación de fin de año como está pidiendo el triunvirato que hoy comanda la CGT.

"El sector privado no ha sido notificado ni participado (respecto de la posibilidad de un bono generalizado). Tenemos una convocatorio para el miércoles, pero no más que eso", explicó Funes de Rioja.

Respecto a la posibilidad de un pago generalizado el también vice de la UIA se mostró poco proclive a que pueda suceder. "Esto es una discusión sectorial, máxime si se mira del otro lado de la mesa donde hay economías regionales, pymes, que están teniendo un año particularmente complejo desde el punto de la evolución de los datos", explicó al programa El Disparador de FM Delta.

"Venimos desde fines de 2011 sin crear empleo y con la producción estancada o deprimida, pensar en pagos suplementarios o extras con los costos financieros y la contracción de la actividad económica que nos llevó a reducir horas extras, adelantar vacaciones o suspensiones acordadas, se ve difícil".

Sobre el sector de la alimentación, el directivo aseguró que "la realidad industrial es diferente a la del sector público por varios motivos. Los convenios colectivos de trabajo han sido pactados en mayo, abril, junio, julio, con lo cual entraron a regir a mediados de año y están teniendo los refuerzos salariados pactados por estos meses".

Pero aunque Funes de Rioja se plante en una situación de "imposibilidad" de la mayoría de los sectores industriales de hacer frente a lo que se ha denominado "bono navideño", mañana los empresarios se deberán sentarse con los sindicatos y el Gobierno para lo que la administración nacional llamó la mesa del diálogo.

"Es un espacio para el diálogo, para el consenso, no todos los sectores son iguales" y explicó que los pagos que están apareciendo en algunos sectores se deben a que "hay otras realidades sectoriales, diferentes, donde los bonos aparecen por decisión de las empresas o las cámaras".

Por último, el vicepresidente de la UIA le respondió al senador de Cambiemos Federico Pinedo que advirtió que algunos empresarios se están haciendo "los langas" y están retaceando las inversiones.

"No sé qué significa ser langa, lo que tengo para decir es que la media de inversión anual del sector de alimentos era de u$s 1500 millones a u$s 2000 millones, durante el 2015 los anuncios cayeron a u$s 500 millones y para este año ya hay comprometidos 1500 millones de dólares. Entiendo que lo que el Gobierno pide es llegar a la tasa de inversión que Argentina nunca debió perder y nosotros también estamos convencidos; pero nadie resuelve desembolsos en 24 horas".