La Ciudad reconoció proyectos de mujeres emprendedoras

Diseñar una app que traduce el español a Lengua de Señas Argentina (LSA), desarrollar un kit de laboratorio que sirve para la detección rápida de pacientes genéticamente predispuestos a desarrollar hepatotoxicidad inducida por tratamiento de tuberculosis. Estos son solo algunos de los emprendimientos creados por mujeres que formaron parte de BA Emprende y que a través de los distintos programas que ofrece el Gobierno de la Ciudad pudieron materializar, profesionalizar y llevar adelante sus proyectos, cuyo eje fundamental apunta a generar un aporte a la sociedad.

En el marco del Día de la Mujer, el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, mantuvo un encuentro con algunas de ellas, quienes relataron cómo fue el desafío de perder el miedo y emprender. También estuvo presente el Ministro de Desarrollo Económico, José Luis Giusti. "Fue muy enriquecedor conocer estos proyectos innovadores, que fueron hechos por cinco mujeres y que son un gran aporte para todos los vecinos. Es un orgullo que estén impulsando valores tan importantes como la sustentabilidad, la inclusión y el desarrollo de la ciencia para ayudar a otros", sostuvo Felipe Miguel.

Además, el funcionario destacó el trabajo que realizan desde la administración porteña, que busca avanzar "hacia una ciudad donde mujeres y varones tengamos las mismas oportunidades para crecer y desarrollarnos".

Entre los proyectos presentados figuran LSApp, que fue creado por Vanesa Barán, una mujer de 26 años que tiene una discapacidad auditiva. Se trata de un traductor de español a LSA, que puede ser usado como diccionario virtual. Tiene una sección de juegos para favorecer el aprendizaje de LSA y también está pensado para oyentes o sordos que quieran aprender lengua de señas, y a través de la aplicación podrán hacerlo de forma sencilla y rápida.

Otro proyecto es The Vint Store que tiene por objetivo el transformar los hábitos de limpieza e higiene cuidando el medio ambiente y la salud. Para ello María Noel Gutíerrez y Verónica Bertora, dos amigas que se conocieron a través de sus hijos, desarrollaron una línea de productos sustentable a base de bicarbonato de sodio, vinagre concentrado y aceite de oliva, producidos para limpiar, desinfectar, desodorizar, descalcificar y abrillantar todos los espacios y superficies.

Tu Espacio, Ritmos y Entrenamiento, es otro de los proyectos destacados. Pamela Chuca Quispe es una preparadora física que mezcló la profesión con su vocación de servicio, para crear este lugar donde ayuda a las mujeres y niños en situación de vulnerabilidad social dentro del barrio 1-11-14 (Bajo Flores). Allí promueve una vida saludable a través del deporte, entendiendolo como un espacio recreativo que brinda apoyo a los vecinos del barrio.

Otra iniciativa reconocida es CkeckPoint. Gabriela de Larrañaga, junto a su socio, desarrollaron un kit que facilita la detección rápida de pacientes genéticamente predispuestos a desarrollar hepatotoxicidad inducida por tratamiento de tuberculosis. Esta detección reduce significativamente la tasa de deserción del tratamiento.

Todos los proyectos fueron promovidos por la Ciudad de Buenos Aires, a través de las Becas Potenciate, la Academia BA Emprende y la incubadora de proyectos IncuBAte, que brindó capacitaciones y asesorías a miles de jóvenes. Al respecto, Miguel se comprometió para que durante su gestión se sigan acompañando y potenciando el talento de los vecinos con capacitaciones para 50 mil emprendedores y con más de 8 mil becas de formación profesional para jóvenes por año.

Tags relacionados

Más de Economía y Política