U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Ciudad impulsa impuesto a ampliaciones para financiar proyectos de infraestructura

El Gobierno porteño informó hoy que será parte del proyecto ‘Plusvalía Urbana‘, que en breve enviará a la Legislatura. La alícuota será de un 35% como máximo. 

Ciudad impulsa impuesto a ampliaciones para financiar proyectos de infraestructura

En el marco del nuevo perfil urbano que el gobierno porteño quiere darle a la Ciudad de Buenos Aires, hoy informó que en abril enviará a la Legislatura el proyecto ‘Plusvalía Urbana‘, un impuesto a las nuevas construcciones en parcelas ya edificadas en la Ciudad para financiar obras de infraestructura.

A partir del desarrollo del nuevo Código Urbanístico, que permitirá construir más metros cuadrados en las parcelas de la Ciudad -lo cual genera más valor al suelo-, el gobierno porteño apunta a cobrar un impuesto a este valor adicional que lo logra la propiedad gracias al cambio de normativa.

“La Ley de Plusvalía Urbana es una herramienta valiosa para la planificación urbana, ya que permitirá captar un porcentaje que vaya a financiar la infraestructura”, aseguró hoy Carlos Colombo, subsecretario de Planeamiento de la Ciudad.

La plusvalía se calculará según los m2 de edificabilidad adicional que permitirá el nuevo Código Urbanístico, el valor de incidencia del suelo (el valor del m2 nuevo en cada barrio) y la alícuota diferencial por zona.

Es decir, si un edificio de 1.000 m2, puede construir ahora 200 m2 más, se pagará una alícuota de estos metros cuadrados que se agregaron.

La alícuota será de un 35% como máximo, sobre todo en la zona norte de la Ciudad, mientras que luego irán disminuyendo a 27%, 18% y 10% mientras más al Sur de la Ciudad este la construcción.

El gobierno porteño ejemplificó que en Recoleta al agregar 200 m2 a una construcción con 1.300 dólares de valor de incidencia del suelo se obtendrían 91.000 dólares gracias a la alícuota del 35%, mientras que en Villa Soldati la contribución sería de 4.000 dólares por ser de 200 dólares el valor del m2 cuadrado. 

Se cobra según la zona para fomentar la construcción y el desarrollo de las zonas más postergadas de la Ciudad”, aseguró Colombo.

De lo recaudado, el 94% irá exclusivamente al Fondo de Desarrollo Urbano y Hábitat, que se crea con esta ley, para financiar viviendas y equipamiento social, obras de infraestructura y transporte, espacios públicos e integración de barrios vulnerables.

La prioridad de fondos será determinada por un “índice de infraestructura”, es decir, de acuerdo a la cantidad y calidad de acceso a los servicios públicos, hospitales, transporte y otros factores que tengan en la actualidad el barrio.

El 6% restante estará destinado al Fondo de Estímulo para la Recuperación de Edificios Catalogados, es decir para proteger el patrimonio arquitectónico de la Ciudad.

La iniciativa será presentada por el bloque Vamos Juntos en abril, en una discusión parlamentaria que sumará también los proyectos de los nuevos códigos Urbanístico y de Edificación.

Más notas de tu interés

Comentarios1
Hugo Griglio
Hugo Griglio 21/03/2018 03:48:20

No se entiende muy bien si este impuesto se cobrara a las ampliaciones de viviendas construidas o tambien a quienes se le aumenten la posibilidad de construir mas metros cuadrados. En este ultimo caso seria una estafa