Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La Campaña Antártica, entre el "ahorro positivo" y los recortes

El Gobierno presentó ayer la Campaña Antártica de Verano 2016-2017, en la que se acentúa la actividad científica en las 13 bases argentinas distribuidas en el Polo Sur y se realizan las principales tareas logísticas, que incluyen el relevo de personal y el abastecimiento de víveres, combustible y equipos.

El secretario de Servicios Logísticos del Ministerio de Defensa, Walter Ceballos, resaltó que el despliegue antártico entre diciembre y marzo costará al Estado un 40% menos que la campaña 2015-2016, planificada bajo la gestión del ex ministro Agustín Rossi y ejecutada por el actual titular de la cartera, Julio César Martínez.

El puntano precisó que el Gobierno gastará $ 993,3 millones en el despliegue antártico estival de este año y, pese a la disminución del gasto, ejecutará más programas científicos, con más personal en el continente blanco. La diferencia entre esta campaña y la anterior, que costó cerca de $ 1260 millones, se debe a la baja de las licitaciones para alquilar navíos extranjeros y a que las Fuerzas Armadas se harán cargo de los operativos logísticos "con medios propios", excepto el recambio de personal de la base Belgrano II, que es la representación argentina más austral.

Fuentes castrenses también recordaron la denuncia que pesa sobre el ex ministro Rossi y su equipo por el supuesto pago de sobreprecios para abastecer a las bases antárticas en la Campaña 2015-2016, iniciada este año por la actual conducción del Mercado Central, que oficia de proveedor del Ministerio de Defensa.

Cerca del ex ministro Rossi negaron las acusaciones y advirtieron que la diferencia presupuestaria se justifica en que la actual gestión "maquilla el ahorro con transferencias de otras áreas". En Defensa lo negaron, aunque reconocieron que la remoción de residuos en la base Belgrano II será reducida ante la imposibilidad de llegar allí con un rompehielos. El Irízar, mientras tanto, sigue en reparación.