Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La Cámara de Comercio y AFIP acordarán cómo sigue la compra 'puerta a puerta'

Los empresarios se oponen al sistema de courier para compras al exterior por Internet y ahora a través de la CAC lograrán tallar en la implementación del "puerta a puerta"

La Cámara de Comercio y AFIP acordarán cómo sigue la compra 'puerta a puerta'

El presidente de la Cámara Argentina de Comercio, Jorge Di Fiori, no dejó pasar la oportunidad y, cuando tuvo enfrente al titular de la AFIP, Alberto Abad, para los saludos protocolares previos a una exposición del funcionario en el encuentro sobre blanqueo, obtuvo que esa entidad forme parte de un grupo de trabajo conjunto para analizar los alcances del sistema ‘puerta a puerta’ para compras por Internet.

"Queremos este tipo de diálogo cotidiano con los actores de la economía", abrió su charla Abad, y añadió que por eso, se va "a conformar una mesa de trabajo conjunta para la implementación del sistema de couriers".
Los empresarios habían protestado por la implementación de compras al exterior "puerta a puerta" y consideraron que va a "alentar el dumping".

Desde otra entidad empresaria, el dirigente de la CAME, Vicente Lourenzo, se quejó porque el sistema por courier "permite compras anuales de u$s 1000 por persona. Esto masificado a nivel país, son u$s 4000 por familia, por cinco envíos al año, son u$s 20.000 al año; por un millón de familias, son u$s 20.000 millones que se irían a productos chinos".
 

Lourenzo consideró que "masificar la posibilidad de comprar un producto chino vía Internet y que te lo entreguen en tu casa, eso para el consumidor es tocar el cielo con las manos. Obviamente la gente le va a comprar a la plataforma china, que le cuesta 60% u 80% más barato, aún pagando la tasa del 50%".
El presidente de la Cámara Industrial de las Manufacturas del Cuero (CIMA), Ariel Aguilar, dijo que el regreso del sistema "puerta a puerta" es "un golpe más a las industrias y comercios pymes".
Con perfil más bajo, ahora la CAC tallará en la implementación del sistema denostado por los comerciantes locales.

Los nuevos procedimientos para recibir envíos desde el exterior, para uso o consumo personal, posibilitan el retorno del sistema puerta a puerta que se realizará por el Correo Argentino en forma ilimitada o por courier privado hasta 5 envíos por año.

En el caso de envíos que se reciben a través del Correo Oficial, el ciudadano debe ingresar en la página de AFIP el número de seguimiento del envío (tracking ID) que proporciona el Correo, declarar el valor y la descripción del o los productos recibidos. Una vez que se valide ese registro, se generará un Volante Electrónico de Pago (VEP), para el pago de impuestos.

Estos envíos tienen derecho a una franquicia anual de u$s 25 para el primero. O sea que si ese envío es de u$s 100, se pagará el impuesto de 50% vigente para la importación por esta vía sobre el excedente de u$s 75. Y el costo total de la compra será de u$s 137.

Una vez abonado el VEP, si el envío no supera los dos (2) kilogramos y su valor es inferior a u$s 200, el ciudadano recibirá la compra en su domicilio. Para el caso de envíos cuyo peso sea mayor a 2 kilogramos y/o valor mayor a u$s 200, también se recibirá una notificación del Correo, se utilizará idéntico procedimiento, retirando el envío en la sucursal del mismo.

En el caso de envíos que se reciben a través de Prestadores de Servicios Courier, serán éstos los encargados de realizar la declaración de los envíos, con la descripción de los productos involucrados y los valores correspondientes. También serán responsables tributarios del pago ante la AFIP.

El envío por Courier podrá ser utilizada sólo 5 veces por año calendario y por persona, en envíos de hasta 50 kilogramos valuados en un importe inferior o igual a u$s 1000, siempre que se conformen por hasta 3 unidades de la misma especie y no se presuma una finalidad comercial.

"Es una medida que apunta a facilitar la vida cotidiana de los ciudadanos. Recordemos que algo tan sencillo como comprar un libro se había transformado en una verdadera odisea", enfatizó el titular de la AFIP, Alberto Abad, cuando se presentó el regreso del sistema de courier.