Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La CIDH planteó a Argentina su "fundada preocupación" por decreto migratorio

La CIDH planteó a Argentina su

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó ayer en Washington su "fundada preocupación" por el decreto migratorio firmado por el presidente Mauricio Macri, en tanto que el Gobierno rechazó intenciones "xenofóbicas" y aseguró que la Argentina es un país "de puertas abiertas" a los extranjeros.También hubo un cruce con organismos sociales, que denunciaron una criminalización de la protesta en Jujuy, con el caso de Milagro Sala como telón de fondo.

Durante una audiencia convocada de oficio por la CIDH a partir de la modificación de la normativa migratoria en la Argentina, el presidente del organismo, Francisco Eguiguren, advirtió por la intención oficial de culpar a migrantes por "aumento del delito". Sin embargo, el director nacional de Migraciones, Horacio García, aseguró que la Argentina es un país de "puertas abiertas" y aseguró, además, que el país está en condiciones de recibir "40 millones" de inmigrantes.


Por otra parte, organizaciones sociales y de derechos humanos denunciaron ayer la "criminalización de la protesta social" en Jujuy. Entre ellos, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), a través de su presidente, Horacio Verbitsky, denunció la "supresión de derechos políticos y sociales" a sectores que realizan protestas en Jujuy. Y puntualizó que "no se mencionó a Milagro Sala porque el problema es general". Por su parte, en respuesta a las acusaciones, el fiscal de Estado de Jujuy, Mariano Miranda, aseguró que en la provincia "está plenamente garantizado el derecho de peticionar a las autoridades, de libertad de expresión y a manifestarse".

Y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, se refirió a "la vocación del Gobierno y del Estado argentino de colaborar con la Comisión Interamericana".