Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

La CGT y los movimientos sociales pactan marcha conjunta al Congreso

Ayer volvieron a reunirse. La central obrera se comprometió con el reclamo de las agrupaciones por una ley de emergencia social. Se movilizarán el 18 de noviembre

Schmid, del triunvirato de la CGT, durante la rueda de prensa con representantes de organizaciones sociales

Schmid, del triunvirato de la CGT, durante la rueda de prensa con representantes de organizaciones sociales

En una foto que será inédita para su historia reciente, la conducción de la CGT acordó ayer con los movimientos sociales compartir una marcha conjunta el próximo 18 de noviembre con el propósito de reclamar al Congreso la sanción de un proyecto de ley para declarar la emergencia social en el país.

La decisión, anunciada en una conferencia de prensa en la sede cegetista tras una reunión conjunta, se inscribe en la estrategia puesta en marcha por la central obrera para monopolizar la interlocución social con el Gobierno en representación de todo el arco sindical y las agrupaciones que nuclean a desocupados y trabajadores informales. Pero, además, el gesto evidencia el esfuerzo cegetista por garantizar un escenario de paz social en el tramo final del año, especialmente después del acuerdo sellado con el Gobierno por el pago de un bono para los trabajadores, jubilados y beneficiarios de la AUH.

"Vamos a continuar reforzando la estrategia con los movimientos sociales, en especial lo relacionado con la emergencia social. En la CGT no queremos acompañar, queremos ser parte", afirmó Juan Carlos Schmid, uno de los miembros del triunvirato de conducción de la central obrera, en referencia a la estrategia de unidad de acción con las agrupaciones sociales. Esta tarde, durante la reunión del consejo directivo cegetista se definirá la modalidad de participación de la entidad en la movilización prevista para el 18 de noviembre.

El tema fue el eje central de la conversación que los gremialistas mantuvieron con los representantes de las organizaciones Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y el Movimiento Evita. Durante la reunión se analizó también la situación socioeconómica del país, la realidad del empleo y el resultado de las gestiones encaradas por la central obrera ante la administración de Mauricio Macri para obtener un suplemento salarial de fin de año que compense la inflación y una asistencia para los sectores más vulnerables.

"Siempre dijimos que esto era apenas un puente, un parche para llegar a fin de año", remarcó Schmid sobre el acuerdo sellado con el Ejecutivo, pero insistió en que en la próxima reunión de la denominada "Mesa de Diálogo por la Producción y el Trabajo", la central obrera renovará el reclamo por la creación de empleo y la firma de un compromiso tripartito para evitar despidos por 90 días. "Vamos a volver a volver a poner arriba de la mesa el tema del empleo, de los despidos", prometió el gremialista.

Por su parte, el dirigente social Emilio Pérsico renovó el reclamo de los movimientos sociales para que antes de fin de año el Congreso sancione el proyecto de ley de emergencia social, que fue presentado por esas organizaciones y contempla entre sus puntos principales, establecer institucionalmente un diálogo permanente del Gobierno y con las agrupaciones de la economía popular y el pago de un "salario social complementario" para estos sectores informales.

En paralelo, las organizaciones iniciaron una negociación con la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, con el propósito de que el bono de $ 1000 por familia que recibe la AUH sea reformulado y se pague el suplemento por beneficiario. Además, reclamaron a la funcionaria el pago de un "aguinaldo social" para los desocupados. Según confirmaron ayer, el Gobierno prometió dar respuesta a ambos planteos el próximo 10 de noviembre.