U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

La CGT se enojó con los cambios, pero por ahora no adelantará el paro

Los gremios observan con preocupación la crisis y alertan sobre mayor conflictividad. Pese a la presión de los sindicatos combativos mantienen la huelga del 25 de septiembre

La CGT se enojó con los cambios, pero por ahora no adelantará el paro

Los cambios en el gabinete de Mauricio Macri no cayeron nada bien en la conducción de la CGT, que ayer denunció abiertamente la "degradación política" de los ministerios de Trabajo y Salud, que pasarán a ser Secretarias. Para la principal central sindical, esa decisión junto con las medidas económicas oficializadas por el Gobierno ayer provocarán mayor conflictividad social, aunque por ahora la entidad no responderá con el adelantamiento de la fecha del nuevo paro nacional convocado para el 25 de septiembre. "Si el norte de la gestión es el déficit cero sin una mirada social" entonces se habrá "consagrado la desigualdad como norma y la injusticia como derecho", criticó la cúpula cegetista en un pronunciamiento difundido horas después de los anuncios del Ejecutivo.

La entidad ratificó la fecha del paro pese a la creciente presión de los sectores sindicales más combativos, liderados por Hugo Moyano, para anticipar la medida de fuerza ante la profundización de la recesión económica y la aceleración de la devaluación, con sus efectos sobre el nivel de precios y el poder adquisitivo de los salarios.

Justamente hoy al mediodía el jefe camionero intentará un nuevo acercamiento con un grupo de gremios que hasta hace un tiempo respondían a su liderazgo, pero con quienes se distanció los últimos meses.

Ese encuentro tendrá lugar en la sede del sindicato de Aeronavegantes y reunirá a Moyano con el triunviro Juan Carlos Schmid y los dirigentes Juan Pablo Brei, Jorge Sola, Amadeo Genta y Pablo Flores, entre otros. Allí se evaluará el complicado escenario económico y social y se conversará sobre la posición que debe asumir el sindicalismo en defensa de los derechos de los trabajadores y de los sectores más vulnerables. "La idea es analizar la situación y no se descarta la posibilidad de coordinar acciones conjuntas", dijeron fuentes del entorno de Moyano.