EXIGE AL GOBIERNO que retroceda CON LOS CAMBIOS EN LAS JUBILACIONES

La CGT marcha hoy y amenaza con parar mañana si se aprueba la reforma

Presionada por las protestas dispuestas por organizaciones sociales y gremios combativos, la central obrera anunció medidas. El transporte su sumará al paro

En una reacción un poco tardía, que pareció un acto reflejo frente a la presión de la creciente movilización callejera de organizaciones sociales y el sindicalismo combativo contra la reforma laboral, la conducción de la CGT anunció que se sumará a la marcha convocada para hoy al Congreso y amenazó con cumplir desde las 0 de mañana con un paro nacional si la Cámara de Diputados sanciona la ley jubilatoria.

La embestida cegetista sobre los cambios previsionales, que a través de un documento se extendió también a las reformas tributaria y laboral pese a que esta última fue consensuada entre el Gobierno y la entidad sindical, fue resuelta ayer en el marco de una reunión de consejo directivo convocada de urgencia poco después que el oficialismo de Diputados decidió adelantar para hoy el tratamiento de la norma.

La definición de la central sindical, sin embargo, generó cortocircuitos internos con aquellos gremios que rechazaban de plano cualquier medida de fuerza, aunque hasta anoche desde todos los sectores confirmaron su apoyo a las protestas. Incluso, los gremios del transporte, claves para garantizar el éxito de cualquier medida, adelantaron su adhesión a la huelga prevista para mañana.

"Todo el transporte va a parar, ferrocarriles, colectivos y gremios aeronáuticos", le dijo anoche a este diario Omar Maturano, titular de La Fraternidad. Además, los sindicatos agrupados en el Masa, que lideran Omar Viviani (taxistas) y Sergio Sasia (Unión Ferroviaria) y no integran formalmente la CGT, confirmaron que se plegarán a la medida, al igual que los gremios nucleados en las dos CTA, como el caso de los docentes de Ctera.

"Con esta ley le están metiendo la mano en el bolsillo a los jubilados. La reforma previsional la rechazamos de plano", denunció Juan Carlos Schmid, uno de los triunviros cegetistas, al anunciar ayer las protestas. Lo acompañó Carlos Acuña, otro de los miembros del triunvirato, y un nutrido grupo de dirigentes. No estuvieron en la foto ni el tercer referente de la conducción, Héctor Daer, ni la mayoría de los referentes de los denominados grupos de los gordos e independientes, que expresan la posición más dialoguista en la relación con la Casa Rosada y en los últimos días se mostraban reacios a la alternativa de un paro.

La posición, más dura, que se impuso en el encuentro quedó reflejada en un documento que la entidad difundió un rato después, en el que más allá de las críticas contra los cambios jubilatorios también expuso diferencias con la reforma laboral, cuyo texto había acordado semanas atrás con el Ejecutivo. "El ajuste lo deben pagar quienes más tienen, quienes especulan en la ruleta financiera, quienes contratan trabajadores en negro, quienes evaden impuestos y quienes giran sus ganancias a paraísos fiscales. El ajuste lo deben pagar quienes se enriquecen y se enriquecieron con el dinero de todos nosotros", advirtió la central en su declaración.

Tags relacionados

Más de Economía y Política