Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La Bancaria hará asambleas con cese de actividades el jueves y viernes

Las reuniones serán bajo la modalidad de cese de actividades en entidades financieras de todo el país. Reclaman la decisión del Gobierno de frenar el acuerdo salarial alcanzado con las cámaras empresarias.

La Bancaria hará asambleas con cese de actividades el jueves y viernes

La Bancaria convocó para jueves y viernes próximos a asambleas con cese de actividades en  entidades financieras de todo el país y el lunes próximo prevé anunciar la fecha de un paro nacional, en protesta por la decisión del Gobierno de frenar el acuerdo salarial alcanzado con las cámaras empresarias.

El gremio que conduce Sergio Palazzo indicó que las asambleas serán preparatorias “de un paro nacional bancario” y advirtió que habrá “cese de actividades” por lo que la medida afectará la atención al público.

El sindicato explicó que cada seccional establecerá “la modalidad” bajo la cual se realizarán las asambleas y las manifestaciones previstas para jueves y viernes.

En otro punto del comunicado, La Bancaria hizo responsable del conflicto al ministro de Trabajo, Jorge Triaca y a las entidades financieras que no abonaron el acuerdo salarial firmado con las cámaras del sector.

Según un despacho de la agencia NA, la Bancaria además convocó a un Plenario de Secretarios Generales para el lunes 13 de febrero con el propósito de determinar la fecha del paro nacional.

El gremio advirtió que desde este jueves no podrá “garantizar” la atención al público “ya sea por las asambleas, otras medidas de acción y o derivaciones de este conflicto”.

El conflicto con La Bancaria se desató luego de la decisión del Gobierno de frenar el acuerdo salarial firmado en diciembre pasado, ya que el convenio superaba el techo de incremento que pretende imponer la administración de Mauricio Macri.

Es que, de concretarse el aumento los trabajadores bancarios conseguirían una mejora de 24% para sólo tres meses, cuando el Ejecutivo pretende que las subas no superen el 18%.

A tal punto llegó la oposición del Gobierno al convenio salarial, que la cartera laboral decidió apelar el fallo de la Cámara de Apelaciones del Trabajo que instó a las cámaras a pagar el incremento y le pidió al Ejecutivo no interferir.

Esta estrategia oficial quedó acordada en una reunión realizada en Trabajo entre Triaca y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, con las cámaras de entidades financieras.

El acuerdo disponía el pago de una suma no remunerativa de $ 8.000 que se debía pagar antes del 31 de diciembre último para compensar la inflación a trabajadores con sueldos inferiores a $ 25.000.

Otra suma de $10.000 era a los trabajadores cuyos salarios se hayan ubicado en promedio entre $25.000 y $35.000; y cobrarán $ 12.000 quienes hayan registrado sueldos superiores.

El acuerdo también disponía de un anticipo mensual para enero, febrero, marzo y abril que se integrarán como una suma fija de $ 2.000, a lo que se adicionará un 10% de todas las remuneraciones.