Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La Argentina vuelve al FMI y difunde informes de la gestión Kirchner

por  HERNÁN DE GOÑI

Subdirector Periodístico
0
La Argentina vuelve al FMI y difunde informes de la gestión Kirchner

En simultáneo con el anuncio formal del acuerdo con el fondo buitre más duro y un día antes de que Mauricio Macri exponga por primera vez sus metas de gestión ante la Asamblea Legislativa, el FMI divulgó los informes que había realizado de la economía argentina correspondientes a los últimos tres años de gobierno de Cristina Kirchner. No fue un acto aislado: había sido solicitado por Alfonso Prat-Gay a la directora del organismo, Christine Lagarde, como una forma de empezar a recomponer relaciones, proceso que según estiman en el Gobierno se completará en el segundo semestre del año.

Los documentos fueron divulgados por el FMI y subidos a la página web del Ministerio de Hacienda. Son informes de evaluación que el Fondo hace de todos sus países miembros, más allá de que adhieran o no al régimen de intercambio informativo conocido como Artículo IV. Por la falta de coincidencias que tenía la institución con la gestión kirchnerista, sus conclusiones se habían mantenido en reserva.

Según indicó ayer la cartera que conduce Prat-Gay, de los 188 que integran el FMI solo seis incumplen los requerimientos del Artículo IV (Venezuela, Somalía, Siria, Eritrea, República Centroafricana y la Argentina). Hacienda confirmó que esta práctica se retomará en la segunda mitad del año, aprovechando que para ese momento el Indec habrá empezado a normalizar sus estadísticas.

Prat-Gay sostuvo, en el comunicado, que por no haber realizado esta evaluación, la Argentina tuvo que pagar costos económicos elevados, como los incorporados en la renegociación de la deuda con el Club de París. En ese momento, el ministro Axel Kicillof aceptó el pago total de lo adeudado sin negociar quitas sobre el capital (u$s 6100 millones) o los intereses impagos (u$s 3600 millones), y con un cronograma de pagos acelerado de apenas cinco años.

En la evaluación de 2013 que hicieron los técnicos del organismo, se reconoció que hasta 2011 la economía había mostrado un crecimiento significativo, gracias a un factor que no había sido previsto: el sostenido repunte de los precios internacionales de los commodities.

Sin embargo, en los documentos de 2014 y 2015 la crítica a las inconsistencias de política económica, sumada a la falta de estadísticas confiables de inflación y del PBI desde 2007, se vuelve recurrente.

En abril del año pasado, los economistas advirtieron que el año iba a terminar con crecimiento negativo. "La inversión y la exportación aún enfrentan un panorama sombrío, la debilidad externa, el creciente retraso cambiario y la profundización del déficit fiscal podrían agudizar la presión sobre las reservas, sentando las bases de una futura depreciación de la moneda".