Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

La Argentina volvió a financiarse a 10 años en pesos y pagó 15,5%

El Gobierno festejó la colocación de ayer, con la que también buscó alargar la curva de rendimientos. Emitió $ 22.767 millones, a 7 años, y $ 53.620 millones, a 10 años

La Argentina volvió a financiarse a 10 años en pesos y pagó 15,5%

En un mes y medio, el Gobierno logró construir una curva de rendimientos de soberanos con títulos por hasta 10 años. En la colocación de ayer, con bonos que vencen en octubre de 2023 y de 2026, consiguió tasas de 16% y 15,5%, respectivamente. Los montos obtenidos fueron por $ 22.767 millones, a 7 años, y $ 53.620 millones, a 10 años.


Para el título a 2026, se recibieron 263 órdenes de compra, con una tasa promedio ponderada de 15,29%. El monto alcanzó un total de $ 63.534 millones, detalló un comunicado de la Secretaría de Finanzas. Para el que vence en 2023, las órdenes fueron 186, con una tasa promedio ponderada de 15,63%, por $ 26.783 millones.


Con las emisiones de deuda en pesos a tasas fijas desde principios de septiembre (con plazos de 2 a 10 años), se colocaron títulos por un total de $ 166.598 millones. Según había indicado Finanzas, las necesidades financieras de este año ya estaban cubiertas con la emisión de los 2500 millones de euros de la semana pasada, por lo tanto los $ 76.387 millones de ayer ya pasan a cubrir las necesidades de 2017.


En el Gobierno, festejaron la colocación de ayer, ya que aseguran que vaticina una menor inflación esperada. Además, porque "ayuda para desarrollar curva local en pesos y tener como referencia para un punto líquido a 5 años", confiaron desde el Ministerio a cargo de Alfonso Prat-Gay.


De hecho, para algunos analistas las tasas conseguidas ayer tienen lógica con las expectativas de devaluación y de inflación para los próximos años. "Es una muy buena la colocación", calificó el economista Fernando Marull. ¿Qué descuenta ese 15,5%?, se preguntó. "Cubre una tasa real, que si se toman los bonos que ajustan por CER, es un 4%; más un target inflación promedio del BCRA de 7% por año, y te da un premio de 4 puntos más", analizó. "Lo más importante es que el mercado le cree a la inflación y cree que el dólar no va a subir, es decir, no vas a recuperar la competitividad del tipo de cambio", detalló.


La curva invertida en la colocación de ayer, de 0,5 puntos porcentuales mayor para el título más largo, da cuenta del proceso de desinflación esperada. De hecho cuando se toman distintos datos de inflación núcleo de septiembre, al anualizarla arroja una suba de 19%. Sobre este aspecto, varios analistas dejaron entrever ayer que en la tasa conseguida tuvo más mérito las medidas llevadas a cabo por el Banco Central que por el propio Ministerio de Hacienda.


Para Matías Roig, de Portfolio Personal, el mercado esperando una tasa arriba de 16% para el de 10 años. "Es un poco más baja de lo que se esperaba", calificó. Sobre la posibilidad de que se concreten nuevas emisiones a mayores plazos, se mostró escéptico. "No creo que coloque a 15 y 20 años", añadió.


En el mercado se estima que en torno a dos tercios de las colocaciones de ayer provinieron de fondos del exterior. Esto se conocerá entre hoy y mañana, cuando el Banco Central informe la evolución de las reservas internacionales. "Estos títulos tienen una gran demanda de fondos de afuera, que buscan aprovechar tasas", afirmó Federico Furiase, del Estudio Bein.


La gran demanda de los bonos de ayer se reducen a expectativas de "una desaceleración de la inflación, dólar tranquilo, en un mundo de tasa cero donde sobran ahorros que buscan rendimientos positivos", describió Furiase.


"Las tasas no son muy lógicas que digamos, con una inflación esperada del 20% para el año próximo, más 4 puntos, debería ser mayor. Todavía estamos en un contexto inflacionario", sostuvo Ramiro Marra, de Bull Markets. En ese sentido, agregó que no se trata de una colocación para conseguir fondos, si no más bien una estratégica.