Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

La AEA reclaman bajar costos logísticos para mejorar la competitividad

En un seminario organizado por AEA, los hombres de negocios mostraron cifras comparativas con otros países de la región. Los costos locales son los más altos

La AEA reclaman bajar costos logísticos para mejorar la competitividad

En plena discusión por el atraso cambiario y el impacto sobre la actividad industrial, los empresarios insisten en que una suba del dólar no es la solución, ya que ello se traslada rápidamente a precios, como ocurrió en reiteradas ocasiones. Remarcan, en cambio, la necesidad de reducir los costos que afectan la competitividad argentina. Uno de los desafíos para crecer es trabajar sobre los costos logísticos, que son mucho más altos que en el resto de los países de la región, según coincidieron varios empresarios que participaron del seminario realizado por la Asociación Empresaria Argentina (AEA) en el hotel Four Seasons.

El presidente del Grupo Arcor, Luis Pagani, dio números que grafican la situación local: exportar un contenedor desde la Argentina tiene un costo logístico de u$s 2900, cifra que es 222% mayor a lo que cuesta en Chile; 70,6% más caro que en México y 52,6% más que en Brasil. "A diferencia de algunos colegas que reclaman por el atraso cambiario, yo creo que hay que ir viendo lo que nos quita competitividad, como es la logística. Hay que reducir estos costos", consignó Pagani.

En la misma línea, el presidente de AEA, Jaime Campos, manifestó que "es preciso bajar los costos logísticos para hacer más competitiva a la Argentina, tanto en el mercado interno como en el externo". El directivo reconoció que "el gobierno nacional encara un muy importante plan de infraestructura" y que los empresarios quieren "colaborar". Consideró que "las obras que se realizan y los cambios regulatorios deben tener el mayor impacto posible en el desarrollo social y económico del país".

Al plantear que la exportación de un contenedor cuesta en la Argentina u$s 2900, Pagani explicó que el 54% de ese valor –u$s 1550– representa costo de transporte. A su vez, el gasto en documentación por contenedor es de u$s 450 y la operación en el puerto implica un costo de u$s 900. En Chile, por el contrario, exportar el mismo contenedor sale u$s 900 y el costo de Aduana y la documentación alcanza los u$s 110. "Parte de la burocracia del Estado contribuye en Argentina con ese costo y es algo que hay que corregir", afirmó el titular de Arcor. Pagani indicó que en México el costo de exportar el contenedor es de u$s 1700 y en Brasil, de u$s 1900.
Aseguró además que "si se usara el ferrocarril, en lugar del camión, terminaría dando un ahorro de u$s 400 por contenedor en el costo de transporte, actualmente en u$s 1550". También precisó que "los camiones en Chile no pagan IVA porque son considerados un bien de capital, y el combustible cuesta la mitad que en la Argentina".

Por su parte, Campos destacó que "varias actividades requieren costos más bajos para desarrollar su potencial", y remarcó que "hay provincias con producciones alejadas de los centros de consumo".
En el mismo encuentro, el director ejecutivo de Aceitera General Deheza (AGD), Miguel Acevedo, precisó que "una formación de ferrocarril equivale a 85 camiones", y destacó que "el 70% de la producción agrícola de la zona núcleo no se transporta en tren". Acevedo también indicó que "las industrias no invierten en estar en zonas cercanas al ferrocarril, y eso no es rentable".

Por otro lado, consideró que "es fundamental la inversión por parte del Estado" porque "las vías tienen muy baja capacidad portante" en la Argentina. También participó del primer panel del encuentro de AEA el secretario de Transformación Productiva, Lucio Castro, quien estimó que "si se crece 3% por año, como prevé el Gobierno, durante 10 años, la carga aumentará 50%". "Eso puede significar un escenario de congestión y altos costos logísticos, si no se trabaja apropiadamente". Como dato a favor de la gestión, Castro destacó que durante el primer año y medio del Gobierno "ya se bajó de 150 a 110 la cantidad de trámites requeridos para exportar".
De todos modos, el funcionario reconoció la existencia de variables donde se debe trabajar, ya que, según ejemplificó, "si un productor quiere exportar vinos a Japón, empieza un 20% por debajo de Chile, en cuanto a competitividad".