Kicillof dijo que Buenos Aires sufrió un "industricidio"

El ex ministro planteó un sombrío escenario para la industria provincial, evitó polemizar con la gestión de Vidal y hablar de la coyuntura económica post PASO para que no "le juegue en contra"

El candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se presentó ayer en la jornada de cierre del primer Congreso Industrial Pyme organizado por la Unión Industrial de la provincia de Buenos Aires y presentó un panorama de crisis en el sector aunque adelantó que no iba a presentar un plan de gobierno para el sector.

Haciendo equilibrio, evitando hablar de la coyuntura, Kicillof habló más de una hora en donde fue mostrando numeros del estado de situación del sector industrial. "Hay una situación financiera muy frágil, pero voy a omitir opinar de eso porque puede ser usado en mi contra. Queremos contribuir a que la situación no se deteriore más. Tuvimos reuniones con distintas asociaciones empresariales y productivas de la Provincia de Buenos Aires donde hubo un intercambio muy bueno", dijo el candidato del Frente de Todos.

Sin embargo, señaló que su equipo cuenta con información "exhaustiva" del estado de situación de las industrias en base a las estadísticas y a los tres años y medios que lleva recorriendo la provincia. "La situación es democrática y homogénea, no conozco ningún sector que le vaya bien". Y en una especie de autocrítica, señaló que en el gobierno anterior, del cual fue ministro, "algunas empresas tenían problemas, pero hoy no conozco a ninguno que te diga que le está yendo bien".

Fiel a su costumbre hizo una presentación cargada de números en donde mostró que desde enero de 2016 a junio de 2019 "cayó un 11,4% la producción industrial. Del 2015 a hoy se perdieron más de 4200 empresas industriales. Esto significó que desaparecieron más de 145.000 empleos registrados de la industria manufacturera en la Provincia de Buenos Aires", agregó el ex ministro de Economía.

En esa línea señaló que lo que sucedió en la provincia de Buenos Aires fue un "industricidio" y dijo que iba a ser falta la ayuda de todos los sectores para recuperarse. Pero, aunque había dicho que su intención no era señalar culpables, en otro paso de su exposición dijo que este resultado era "inevitable con la política macroeconómica adoptada: se trató de que el costo local de la energía fuera determinado por su costo en el mercado internacional y cobrado en dólares. En ningún momento se intentó solucionarlo. Creo que eso está mal y es injusto".

Tags relacionados