U$D

JUEVES 18/04/2019

Katopodis: "El único límite del peronismo tiene que ser Macri"

El jefe comunal busca lograr la unidad del peronismo y cree que si compiten más de una lista opositora la oposición terminará siendo funcional al Gobierno nacional

Katopodis:

Gabriel Katopodis asumió como intendente de San Martín en 2011 y fue reelecto en 2015. Trabaja por el regreso de Cristina Kirchner al poder y cree que uno de sus pares debería ser candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires. De visita en la redacción de El Cronista, ofrece su visión sobre el Gobierno y las elecciones de octubre.

- ¿Cómo es la situación social y económica en el conurbano?

- Cayeron el mercado interno y el consumo, que son el motor que mueve la economía. El gobierno, en más de tres años, no tiene una sola medida que pueda rescatar. Además, todos los indicadores van a terminar siendo peores que los que había. El Gobierno no tiene registro de lo que está pasando y cada medida que toma agrava la situación.

- ¿Es una cuestión de ineficacia o es parte del modelo?

- No saben gobernar, no han sabido resolver ninguno de los problemas. Tienen una perspectiva que no comparto, pero más allá de esa mirada, son malos gobernando. Están convencidos de que Argentina va a salir adelante exportando soja y carne. Eso derrama en un tercio de la población, no entienden la importancia del mercado interno.

- ¿No hay ninguna medida del gobierno que rescate?

- Solo regularizar el Indec. Fue una buena iniciativa.

- ¿Qué responsabilidad le asigna a Vidal?

- Vidal es Macri. Las políticas de Vidal en la provincia son parte de una agenda de ajuste y tarifazo. Por eso nos parece bien que vayan juntos en la boleta. Además terminan haciendo lo que habían criticado: si uno mira cualquier municipio de Cambiemos y uno del peronismo, y va a encontrar el contraste en la obra pública. En tres años no pudieron ir a cortar una sola cinta en San Martín.

- ¿Los beneficia que la provincia de Buenos Aires finalmente no desdoble sus elecciones?

- No, estábamos dispuestos a jugar en cualquier cancha. La gobernadora tenía la necesidad de sacarse de encima una muy mala gestión de Macri. El gobierno está más preocupado por cambiar las reglas de juego dos meses antes de las elecciones que en resolver los problemas.

- ¿Le gustaría que para la gobernación el candidato sea un intendente?

- Sí, claro. Los intendentes gobernamos, ganamos nuestros municipios en un momento adverso, cuando se perdió la provincia y la nación. Administramos los municipios con equilibrio fiscal, hacemos obra pública, no tenemos denuncia de corrupción y construimos una fuerte presencia del estado. Hay varios que han manifestado sus intenciones, como Martín Insaurralde, Verónica Magario y Francisco Durañona. Pero hay por lo menos una docena de intendentes con buena gestión y experiencia.

- Hay sectores del peronismo que quieren la unidad pero vetan a Cristina Kirchner. ¿Cómo se puede construir?

- Nadie empieza a construir algo nuevo poniendo límites. El único límite del peronismo tiene que ser Mauricio Macri. Las diferencias que podamos tener las tenemos que dejar de lado. Si hay un ciudadano quiere votar a la oposición y tiene tres o cuatro ventanillas, estamos siendo muy funcionales a la estrategia del gobierno.

- ¿Cristina es una bendición o un lastre para las elecciones?

- Es una de las dirigentes de la oposición más importantes. Soy respetuoso del electorado y de la representación que tiene. Además es uno de los sectores más importantes de este esfuerzo por la unidad.

- ¿Qué opina de la eventual candidatura de Lavagna?

- Es un dirigente importante de la oposición, con experiencia en lo económico. Desconozco cuál es su voluntad en cuanto a participar activamente en las próximas elecciones.

- ¿Definirlo como un dirigente económico lo saca de una posible pelea política?

- Me gustaría que hablemos de un sistema de partidos más que de una democracia de personas y candidatos. Un candidato a presidente tiene que tener una fuerza política, programas, decisión, voluntad y recorrido. No sé si Lavagna quiere participar.