U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Jujuy, Mendoza y Buenos Aires, favorecidas en el año electoral

Entre 2016 y el 16 de agosto de este año, la Casa Rosada repartió en Aportes del Tesoro Nacional (ATN) unos $ 3.971.785.100 a los gobiernos provinciales. A casi todos menos uno, la Santa Cruz de Alicia Kirchner. A las intendencias del distrito, en cambio, sí les transfirieron dinero que no pasó por las manos de la mandataria.

El 17,6% de esa torta, unos $ 700 millones, fue para Neuquén, gobernada por el localista MPN, con importantes inyecciones en los primeros dos años de macrismo y muy poco en los últimos meses. En segundo lugar del ranking, con $ 503.000.002 (el 12,7%) aparece la Jujuy del radical Gerardo Morales. Completa el podio la Tierra del Fuego de la peronista Rosana Bertone, a quien el ministerio del Interior de Rogelio Frigerio le transfirió $ 498 millones. No obstante, a esta altura del año no recibió ni un peso.

Los gobernadores ahora reclaman su eliminación (ver aparte) por temor a un reparto injusto en época de campaña. Algo de razón para desconfiar pueden darles las cuentas del año pasado. De las cuatro gobernaciones más beneficiadas durante las últimas legislativas, tres de ellas pertenecen a Cambiemos: Jujuy (primera, por lejos, con $ 450 millones); la Buenos Aires de María Eugenia Vidal; y Mendoza, de Alfredo Cornejo. La tríada oficialista obtuvo el 46,8% de los $ 1.876.900.000 repartidos entre todas las provincias en el año electoral.

Volviendo a la serie histórica, desde 2016, recién en cuarto lugar aparece la provincia más populosa, Buenos Aires, con un total de $438.500.041, lo que representa el 11% de todo lo enviado por Nación a las provincias. No obstante, Vidal es la que más fondos recibió este año: unos $ 228.500.000 de los más de los $ 557 millones distribuidos en los últimos 8 meses.

Continúan Misiones ($ 305.000.023); y las administraciones de Cambiemos de Corrientes ($ 266.500.000) y Mendoza ($ 230.000.002). En el fondo de la tabla, sin tener en cuenta Santa Cruz que quedó directamente afuera, están Río Negro ($ 12 millones, el 0,3%), Entre Ríos ($ 28 millones), La Pampa, Santa Fe y Catamarca (con $40 millones cada una).

Toda la serie estadística fue compartida por el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, en su último informe de gestión al Congreso, respondido la semana pasada por escrito ya que suspendió su visita al recinto. El fondo de los ATN, nacido en 1988, se creó para que el Estado distribuyera ante "situaciones de emergencia y desequilibrios financieros". El menemismo los usó con una discrecionalidad política que, años después, el kirchnerismo terminó de perfeccionar.