Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

U$D

DÓLAR
/
MERVAL

Jugada de riesgo: Gobierno va al FMI para buscar respaldo y frenar corrida

Dujovne y todo su equipo económico se sentarán desde hoy con Lagarde. No precisaron cifras, tasas a pagar ni plazos. Admiten que las medidas tomadas pegarán en el PBI

Dujovne, flanqueado por Galiani y Sandleris, en la rueda de prensa que dio ayer tras el mensaje presidencial

Dujovne, flanqueado por Galiani y Sandleris, en la rueda de prensa que dio ayer tras el mensaje presidencial

Después de 15 años del último préstamo del Fondo Monetario, un nuevo capítulo se inscribe: el Gobierno anunció ayer que recurrirá al FMI para solicitar una línea de crédito "preventiva" debido a la "elevada volatilidad en los mercados internacionales".

Cuando esta decisión parecía poco probable que ocurriera un mes atrás, momentos en el que los dólares financieros abastecían la plaza local y llevaban tranquilidad al Gobierno sobre la poca probabilidad de que se diera una corrida cambiaria y que se desatara una fuerte devaluación del peso, el cambio de escenario de las últimos semanas, con la suba de tasas de interés en los Estados Unidos, hizo cambiar de idea y recurrir al FMI, una opción que fue descartada en más de una oportunidad por propios funcionarios del Gobierno.

Con un clima de tensión por un dólar que empezaba a marcar por arriba de los $ 23 en las pizarras, Mauricio Macri fue quien realizó el anuncio poco después de las 13, en un mensaje grabado.

Una vez dada la noticia, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, acompañado por dos de sus hombres de confianza, Sebastián Galiani y Guido Sandleris, confirmaban que el rumbo adoptado sería el de pedir una línea de crédito al Fondo.

Por eso, viajaron anoche con rumbo a Washington (del que participa todo el equipo de Hacienda: también se fueron Rodrigo Pena y Ariel Sigal) para encontrarse hoy con la directora gerente del organismo, Christine Lagarde, que ayer sólo se permitió decir que Argentina es un "valioso miembro" del Fondo Monetario Internacional. "Agradezco la declaración que el presidente Macri hizo hoy (por ayer) y espero con interés continuar nuestra colaboración con Argentina. Se han iniciado discusiones sobre cómo podemos trabajar juntos para fortalecer la economía argentina y llevaremos estas conversaciones a cabo en breve", según difundieron desde el FMI.

En la conferencia de Dujovne, que fue profundizada más tarde en un diálogo de Sandleris con periodistas, no se dieron detalles de cuál será la línea que se tomará de las disponibles del FMI (ver nota pág. 5), ni tampoco el monto que se pedirá, ni las tasas ni los plazos. "Se empezará a conversar mañana (por hoy)", sostuvieron.

De acuerdo con fuentes de la Casa Rosada que hablaron tras el mensaje presidencial, los fondos que va a pedir el gobierno argentino al FMI ascenderían a u$s 30.000 millones, aunque Sandleris minimizó ese número y dijo que no existe aún un monto concreto.

En la conferencia, Dujovne intentó marcar que "ahora es un FMI muy distinto al que conocimos 25 años atrás" y que incluso ahora el organismo da préstamos en otras situaciones de los países. "Es el financiamiento más barato a las tasas más bajas", aseguró ante la pregunta de El Cronista sobre cuánto se iba a pagar de interés. A lo que Sandleris agregó que "podría llegar a la mitad de lo que costaría conseguir financiamiento en el mercado".

Sobre las condicionalidades que podría imponer el FMI para que la Argentina acceda a un préstamo dado por el organismo, el jefe de asesores de Dujovne reconoció que ya "lo que sugiere o pide el FMI (en sus informes del Artículo IV) está muy en línea con lo que se está haciendo en la Argentina".

El cambio de la fórmula previsional, la necesidad de un mayor ajuste fiscal y la reforma tributaria fueron aspectos que resaltaron desde el organismo internacional como necesarios y que iban en buen rumbo para el país.

Según detallaron desde el Gobierno, el anuncio de ayer se

suma a la batería de medidas dadas a conocer el viernes pasado, en la que se subió la tasa de interés de referencia de la economía a un 40%, se redujo la posición global neta de los bancos (para que tuvieran más dólares disponibles) y se comprimió la meta fiscal para 2018 de 3,2% a 2,7% de déficit primario como porcentaje del PBI. "Con esto se agrega la pata financiera", aseguró Sandleris.

Frente a la pregunta de por qué se recurría al FMI ahora y para cuándo se necesitaría contar con dólares frescos, Sandleris dijo que "la Argentina tiene fondos hoy y no necesita, pero permite suavizar el impacto de la vulnerabilidad internacional".

Según defienden, con el fondeo que se pueda conseguir desde el organismo multilateral para el Estado nacional, dejará la posibilidad al sector privado de acceder al financiamiento del mercado y no hacer un crowding out (desplazamiento del mercado del sector privado).

No obstante, el propio ministro de Finanzas, Luis Caputo, había asegurado el viernes pasado que ya estaban cubiertas el 85% de las necesidades de financiamiento para este año, entre las colocaciones que se hicieron hasta el momento, el ahorro fiscal por u$s 3000 millones (por el cambio de meta fiscal) y un dólar más elevado que el estimado inicialmente para este año, que se traduce en menores necesidades de divisas para cerrar la brecha financiera.

En medio de estas turbulencias y fuertes anuncios oficiales, desde Hacienda reconocieron que habrá un impacto en la actividad. Y que luego de haber reducido desde el 3,5% la estimación de crecimiento para este año a un 3% (principalmente por efectos de la sequía en la producción agropecuaria), ahora ya piensan que se deberá recortarla aún más. No obstante, evitaron precisar de cuánto será el recorte.