Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Jaco Ryten: "Hubo mucha presión para tener un IPC de apuros"

"De qué sirve publicar si no se conoce la metodología", sostuvo Jaco Ryten, que fue quien elaboró el último Manual de Organización Estadística de la ONU

Jaco Ryten:

Para Jacob Ryten, especialista en estadísticas, el tiempo en el que se difundió el IPC no fue suficiente para elaborar un indicador creíble. "Hubo mucha presión por tener un indicador en apuros. No sé si fue la mejor solución comprometerse a hacerlo en tan poco tiempo", afirmó en diálogo con este diario desde Canadá, país donde fue director de la oficina nacional de estadísticas, una de las de mayor prestigio a nivel mundial.

Ryten fue asesor del Indec hasta 2007, años en los que trabajó de manera cercana a Graciela Bevacqua. En su trayectoria, figura haber elaborado el último Manual de Organización Estadística que distribuye Naciones Unidas.

Según aseguró, la falta de la difusión de la metodología, tras nueve años de ausencia de estadísticas confiables en la Argentina, no suma en darle confianza el nuevo IPC. Cuestionó también el alejamiento de Bevacqua y calificó al país de "república bananera" por cómo se manejó su incorporación y posterior alejamiento.

–¿Son suficiente los seis meses que se tomó el Indec para difundir el nuevo IPC?
–No. Hubo mucha presión por tener un indicador en apuros. No sé si fue la mejor solución comprometerse a hacerlo en tan poco tiempo. Sin presiones, llevaría un poco más de un año. Seis meses es poco para los precios regulados también.

–Por ahora el Indec difundi ó sólo el dato de un mes, mayo...
–Es sólo para indicar que algo está pasando, que hay actividad, pero no tiene mucho sentido si es un sólo mes.

–¿Qué indican las normas internacionales sobre la elaboración de un índice de precios?
–Existen dos aspectos a tener en cuenta. Por un lado, el índice en sí, pero por el otro, la documentación para que los encuestadores sepan qué cartografía utilizar, los productos seleccionados, entre otros aspectos. De esto no tenemos la menor idea con el IPC. No sabemos la experiencia ni la supervisión de quienes lo elaboran. Como lo ignoramos, sólo podemos especular. Dado que no había un grupo de encuestadores con capacitación y experiencia correcta, es difícil imaginar cómo lo hicieron. En Canadá nadie sabe cómo se elabora el IPC, pero no importa porque el índice es confiable. Pero el IPC argentino es uno especial; si no tiene preparación necesaria es inútil.

–¿El IPC es uno de los pilares estadísticos en todos los países?
–En la Argentina es el pilar. Todo lo demás es muy frágil si no se logra creer en el IPC. Antes era muy bueno, hasta que se empezaron a dibujar los números. Lo que tampoco sabemos es la estructura de consumo.

–El Indec informó que se utilizó la encuesta de gastos de 2004/05, con algunas modificaciones...
–Piense en su propia experiencia. Suponiendo que no hubo cambios demográficos, aún así sus gastos eran diferentes 10 años atrás. La estructura de consumo tiene que sumar 100%. No puedo agregar un punto sin restar algo.

–Por ahora se dijo que la metodología se dará a conocer en uno o dos meses...
–Entonces de qué sirve publicar si no se conoce cómo se hace. La metodología es un respaldo. Lo principal es que haya credibilidad y el público usuario lo tome como confiable.

–Cuando se habla con diferentes analistas, coinciden en que es confiable el nuevo IPC...
–Lo que ocurrió en la Argentina es una experiencia única en la historia de la estadística moderna. Publicar sin dar a conocer al público lo que yo llamo "la parte invisible del índice" se vuelve muy importante. Sin eso los datos no significan nada. Aún así, si tiene credibilidad por razones que ignoro, mejor para el país. Pero fuera de la Argentina se hicieron comentarios sobre la falta de confianza.

–Usted conoce a Graciela Bevacqua. ¿Qué opinión le merece su alejamiento del Indec?
–Toda la historia de la iniciativa de su nombramiento y posterior expulsión es una escena de república bananera. No pareció muy seria.