EL INTELECTUAL DEL PRO ENCABEZAR LA LISTA PORTEÑA

Iván Petrella es el elegido de Macri para pelear con UNEN por la Legislatura

Es un desconocido pero se apostará a la renovación de la política. Competirá con Gustavo Vera, el elegido de Carrió. La nómina es clave para retener el poder en la Ciudad

Mauricio Macri develó anoche su carta para pelear en la Ciudad. Finalmente, el teólogo y director Académico de la Fundación Pensar, Iván Petrella, encabezará la lista de candidatos del PRO a legisladores porteños. A tres días del cierre del plazo para inscribir la nómina con los postulantes, el jefe de Gobierno se decidió por un integrante de su fuerza política en lugar de un notable extrapartidario. Fue después de que el ministro de Cultura, Hernán Lombardi, rechazara el convite.
Macri hizo el anuncio durante su participación en un programa del canal 26 y destacó la importancia de promover la renovación política en el país y en la Ciudad, argumento con el que piensa posicionar a Petrella, un desconocido para los porteños.
Como suele hacer en cada elección, el jefe de Gobierno decidió en soledad y en el más absoluto hermetismo, tras escuchar a sus principales asesores y funcionarios. Incluso anoche, varios de ellos desconocían el anuncio. Se esperaba que el enigma se resolviera el mismo sábado, fecha en la que vence el plazo para anotar a los postulantes.
En el PRO reinaba la ansiedad porque la boleta es clave para mantener el poder en la Ciudad e irá pegada a la lista de diputados y senadores nacionales el 27 de octubre. Durante los últimos días se buscó una figura de peso y con alto nivel de conocimiento. Algo que generó complicaciones porque en el PRO no abundan los dirigentes bien posicionados. Pero finalmente se apostó a un candidato propio, que tenga argumentos y capacidad para defender la gestión.
La intención es apuntalar la lista de Sergio Bergman que obtuvo en las primarias el 27,5% de los votos, cuatro puntos menos que Gabriela Michetti para el Senado y evitar así nuevamente el corte de boleta a favor de su competidora Elisa Carrió. El principal temor es que la candidata a diputada de UNEN pueda arrastrar también a su nómina local y complique los últimos dos años de gestión a Macri en la Legislatura. Sucede que ese espacio de centroizquierda definió una lista local atractiva: será encabezada por el titular de la ONG La Alameda, Gustavo Vera, un hombre cercano a Jorge Bergoglio, y que suele denunciar casos de corrupción en la Ciudad. Esta semana, se sumó además María Eugenia Estenssoro, que dejará su banca del Senado en diciembre.
Son varios los que creen en el PRO que la fundadora de la Coalición Cívica no podrá extrapolar a octubre el resultado total del frente, que obtuvo en las PASO un 35,5%, mientras ella sacó sólo el 18%. Pero otros recuerdan que Carrió irá en la boleta secundada por Martín Lousteau, quien a poco de su lanzamiento político hizo una gran elección el 11 de agosto. Y que ambos podrían retener gran parte del voto total.
El PRO pone en juego en la Legislatura diez bancas de las 30 que se elegirán el 27 de octubre, junto con los diputados y senadores nacionales. Como la Ciudad no adhirió a la Ley de Reforma Política, esta categoría no participó de las primarias de agosto.
De los 26 legisladores propios del macrismo, diez finalizarán su cargo a fin de año. Tres de ellos no tienen chances de renovar porque ya cumplieron con dos períodos. Se trata del jefe del bloque del PRO, Fernando De Andreis, que podría pasar a ocupar un cargo en Turismo; y de Lidia Saya y Oscar Zago.
Según las fuentes, Macri definirá los primeros lugares de la lista y el resto quedaría para los seis propios y un aliado que renovarán su banca. Se trata de Carmen Polledo, quien cuenta con el respaldo personal de Macri para ser la presidenta del bloque a partir de diciembre. También están Karina Spalla, Bruno Screnci, Helio Rebot, Alejandro García, Roberto Quattromano y Juan Pablo Arenaza (de Unión por Todos). Se busca así que los legisladores que van por otro período salgan a hacer campaña.