SEGÚN EL ORGANISMO, LOS PRECIOS SUBIERON 83% EN SIETE AÑOS, FRENTE AL 314% REAL

Intervención del Indec y manipulación del IPC, los mayores fracasos de Moreno

El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, fue el ideólogo de arbitrar en el organismo y falsificar el IPC. También creó las DJAI para importaciones

La intervención del Indec en 2007 con la consecuente manipulación de los índices de inflación fue el gran fracaso del saliente secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Tuvo varios más, pero la falsificación durante siete años consecutivos de los números que miden el costo de vida generaron tal distorsión en toda la economía que resultaría un costo político altísimo volver atrás.

En el mundo mágico de Moreno, la inflación anual rondó el 10% casi religiosamente desde el momento en que decidió intervenir el organismo estadístico. Se enfrentó a históricos funcionarios de carrera del instituto y luchó hasta echarlos, como fue el caso de Graciela Bevacqua, que entonces dirigía el Indice de Precios al Consumidor (IPC). Con ella se fue la gran mayoría, y los técnicos fueron reemplazados casi en su totalidad por allegados a Moreno. Una de las primeras en llegar fue Beatriz Paglieri, el alter ego del funcionario, quien fue la encargada de ejecutar el plan del funcionario. Luego fue designada como secretaria de Comercio Exterior, pero el sistema de manipulación de los índices ya estaba funcionando a la perfección.

Los datos del Indec indican que desde diciembre de 2006 último mes con los números sanos la inflación acumulada asciende al 83%. Este número se aleja profundamente del alza real de precios, que rondó en los últimos siete años en el 300%. De acuerdo con el promedio de las provincias que relevan precios, el alza acumulado fue del 283%, mientras que según el índice Bevacqua la ex funcionaria del Indec creó una consultora que mide precios, el número alcanzó el 314%.

Varias consultoras económicas comenzaron a relevar precios a partir de la manipulación de los índices y de la incertidumbre que ello generó a la hora de realizar proyecciones económicas. Las firmas empezaron a publicar estos índices, que duplicaban los valores oficiales, lo que generó una fuerte pelea con Moreno que terminó en la Justicia. Casualmente, ayer, antes de oficializar su renuncia, el funcionario concurrió a una audiencia con los jueces de la Sala 2 de la Cámara Federal y pidió que anulen su procesamiento por haber multado a las consultoras. Moreno las acusó de actuar en combinación con el sistema financiero internacional y los bancos locales para azuzar el tema y lograr ganancias con los bonos de la deuda.

"Muchos bonos se ajustaban por el CER que no es otra cosa que la inflación, esto quiere decir que cuánta más alta era la inflación más alto era el CER y por ende más eran los rendimientos de esos bonos", resumió el funcionario ante los jueces. Y este justamente fue uno de los motivos por los cuales el Gobierno evitó asumir la inflación real: para evitar pagar más por la deuda ajustada por CER.

¿Mueren las DJAI?

Moreno también fue el ideólogo del sistema de administración del comercio efectivizado a través de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI), un instrumento que generó dolores de cabeza hasta a los propios defensores del modelo, como los industriales de los sectores sensibles. El funcionario instauró un esquema de cerrojo absoluto que terminó por afectar el abastecimiento de insumos de las fábricas nacionales, muchas de las cuales debieron suspender días de producción por este tipo de inconvenientes. Pero la obsesión por obtener un superávit comercial superior a los u$s 10.000 millones fue mayor.

El funcionario intentó concentrar, junto a un reducido grupo de colaboradores, la firma de las 5.000 DJAI diarias, pero ni su extensa jornada laboral le permitieron cumplir en tiempo y forma con todos los pedidos. Además, la firma de los permisos para importar también requerían de acuerdos de exportación y de estabilidad de precios, que también Moreno debía corroborar.

Si bien varios funcionarios, incluso Moreno, habían inferido que las DJAI no podían durar mucho tiempo, hasta anoche nadie vacilaba de la continuidad del sistema de administración del comercio. De lo que sí existen dudas es respecto de la implementación de este instrumento, ya que el equipo del flamante ministro de Economía, Axel Kicillof, no comulga con las formas y los acuerdos que requería Moreno para aprobar las declaraciones juradas.

"Guillermo ya decía que las DJAI se acababan. Van a volver a aplicar herramientas avaladas por la Organización Mundial de Comercio (OMC), como las licencias no automáticas", especuló anoche un empresario.

Tags relacionados