Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Intendentes renovaron ante Vidal pedidos por mayor seguridad

Además de recibir al jefe comunal de Zárate, donde se vivió el último caso de Justicia por mano propia, ayer la gobernadora reunió a propios y peronistas preocupados

Vidal recibió a intendentes del PRO y el PJ y pidió trabajar "codo a codo" en la lucha contra el delito

Vidal recibió a intendentes del PRO y el PJ y pidió trabajar

En medio de la reiteración de casos de Justicia por mano propia, como el de Daniel Oyarzún, el carnicero de Zárate que atropelló y mató a un ladrón, intendentes del sur bonaerense solicitaron una reunión con la gobernadora María Eugenia Vidal para poner el tema de la inseguridad sobre la mesa. No sólo peronistas del moderado Grupo Esmeralda, también jefes comunales del PRO se reunieron ayer con la mandataria y el ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo, "para reforzar la lucha contra el delito y coordinar acciones conjuntas".

Mientras esta semana presentará dos proyectos de ley en la Legislatura con el objetivo de otorgar mayor respaldo judicial a quienes sufren hechos delictivos, Vidal también se reunió con el intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro.

El cónclave con el resto de jefes comunales se produjo en la sede porteña del Bapro: Vidal escuchó a Néstor Grindetti (Lanus) y Martiniano Molina (Quilmes) de Cambiemos; además de Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mariano Cascallares (Almirante Brown) y Fernando Gray (Esteban Echeverría). "Todos tenemos un compromiso con la seguridad. Creemos que estamos haciendo las cosas que había que hacer, aunque el resultado no sea inmediato. Tenemos que trabajar codo a codo para mejorar los estándares de seguridad y sabemos que el resultado es a largo plazo", afirmó Ritondo en un comunicado.

Lo cierto es que más allá de las buenas intenciones bilaterales, según confiaron a este diario fuentes de uno de los municipios invitados, las estadísticas oficiales del ministro difieren de la realidad que están viviendo en los distritos. "Entendemos que la inseguridad no es un problema de este gobierno, pero sí vemos un agravamiento en los últimos meses", confiaron cerca de un intendentes, al tiempo que mostraron preocupación por el incremento de la metodología del secuestro exprés, que "suele no denunciarse porque dura unas horas".

Ritondo admitió que "estamos muy lejos de lo que queremos para la provincia en materia de seguridad", a la vez que remarcó que "uno de los ejes planteados es la posibilidad de terminar con el ‘paco’ en la provincia de Buenos Aires y en la Argentina. Lo queremos encarar con fuerza y tenemos el apoyo de la sociedad, de los intendentes, y hay una decisión del Presidente y la Gobernadora", detalló.

Por su parte, según el comunicado de la Gobernación, Insaurralde indicó que "no somos ajenos a los problemas de inseguridad que tiene la provincia. Vinimos a plantear nuestros inconvenientes, cómo trabajar en conjunto y ponernos a disposición porque sabemos que tanto la gobernadora como el ministro tienen predisposición por trabajar y mejorar la seguridad". El principal reclamo de los intendentes, con Insaurralde como vocero, es que las policías locales pasen a depender exclusivamente de ellos. En julio, una cumbre comunal unió a peronistas "dialoguistas" con kirchneristas detrás de esa premisa. Por lo pronto, en el ministerio de Seguridad lejos estarían de aceptar la idea: al contrario, según sus propios informes reniegan de esa fuerza.