Inflación 2021: Guzmán tiene u$s 544 millones de la CAF para pedirle menos emisión monetaria al BCRA

El banco multilateral financiará un satélite y otras obras. Los fondos le servirán al Gobierno para cubrir el déficit 2021 y podrían llegar a reemplazar necesidades de emisión monetaria

El Directorio del Banco de Desarrollo de América Latina - CAF (ex Corporación Andina de Fomento) aprobó tres operaciones de crédito para la Argentina por un total de u$s 544 millones.

De esta forma, el ministro de Economía, Martín Guzmán, consiguió una parte del financiamiento externo que buscaba para cerrar el déficit fiscal en 2021 y podría llegar a disminuir necesidades de emisión monetaria del Banco Central (BCRA) el año que viene.

El dinero se utilizará para el desarrollo, fabricación, lanzamiento y puesta en órbita del satélite ARSAT-SG1 (u$s 243,8 millones); infraestructura social en materia de agua potable, educación y saneamiento en 67 municipios (u$s 200 millones); y el Programa de inclusión digital y transformación educativa "Santa Fe + Conectada" (u$s 100 millones).

Con la idea de que la emisión monetaria genera inflación, un concepto que no tiene completa adhesión en el kirchnerismo, Guzmán comentó durante los días más álgidos de la corrida cambiaria de mediados de octubre que intentaría invertir la ecuación del financiamiento del déficit 2021.

En el Presupuesto, marcó que el 60% de los 4,5 puntos porcentuales de rojo primario sería con emisión monetaria y el 40% con deuda en el mercado local de capitales.

Con estos créditos de la CAF, el Gobierno obtiene fondos frescos y podría reducir la necesidad de que el BCRA gire Adelantos Transitorios y Utilidades el próximo año.

Esto, a su vez, puede repercutir en menores presiones sobre el dólar paralelo y los precios de la economía, con menos inflación.

Para que el déficit de 4,5% sobre el Producto Bruto Interno (PBI) se financie en un 60% con deuda y en un 40% con emisión Economía tendría que recibir entre u$s 3500 millones y u$s 4000 millones de organismos multilaterales de crédito, como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Estos montos se utilizarían para duplicar la inversión en infraestructura productiva en relación a 2019 y llevarla hasta el 2,2% del PBI.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), que controlará periódicamente los números fiscales de la Argentina a partir de la firma de un Acuerdo de Facilidades Extendidas (EFF, por sus siglas en inglés), está especialmente atento a la evolución de la base monetaria, la cotización del dólar y la inflación.

En su reciente visita a Buenos Aires, los técnicos del FMI expresaron que el déficit primario debería estar en torno al 3% o 3,5%.

Aunque Guzmán indica que no puede ajustar más, hay una posibilidad de que el rojo sea menor a 4,5% el año que viene. Una parte sería financiada por el Aporte Solidario Extraordinario de las Grandes Fortunas, por unos $ 300.000 millones.

Estos préstamos de la CAF beneficiarán a unos 12 millones de argentinos. "La inversión en infraestructura de conectividad digital; equipamiento tecnológico; vías; alcantarillados; tratamiento de aguas residuales; y la mejora en el desarrollo del capital humano representan una importante oportunidad para potenciar el desarrollo de la Argentina", aseguró el presidente ejecutivo de CAF, Luis Carranza Ugarte.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Compartí tus comentarios