Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Inercia y variables concomitantes, los componentes de la inflación según Frenkel

En el Congreso Económico Argentino, el economista focalizó su análisis sobre las causas de la inflación actual. “El empuje inicial de la aceleración inflacionaria –dijo- fue la devaluación”.

Roberto Frenkel

Roberto Frenkel

En el panel en el que participó junto a Orlando Ferreres, Daniel Heymann y Daniel Artana en el Congreso Económico Argentino, en el marco de la Expo EFI, el economista de la UBA Roberto Frenkel focalizó su análisis en las causas de la inflación actual, considerando incluso las del final de 2015, y en cómo influyen en el aumento de precios minoristas de cada mes los distintos componentes.

Frenkel analizó la inflación desde octubre de 2015, ya que consideró que los aumentos pre devaluación que ocurrieron después de las elecciones por la expectativa de una modificación del tipo de cambio debían ser tenidos en cuenta en el análisis.

A partir del modelo que simuló con datos de la consultora Ecolatina, calculó que el 59% del resultado de inflación de un mes tiene que ver con la inercia inflacionaria.

El restante 41% son “variables concomitantes”, de las cuales, a su vez, el 41% responde a la tasa de aumento del salario promedio del trabajador registrado del sector privado; el 27,2%, a la tasa del tipo de cambio nominal, y el 31,4% otras variables (precio carne Liniers, precio soja internacional, precio en dólares insumos intermedios importados y productividad).

El economista calculó que las tarifas subieron un 91,3% desde octubre de 2015, la inflación acumulada a enero de 2017 fue de 52,6% y que el tipo de cambio ascendió 67,7%, mientras que el salario lo hizo en 46,8%.

“El salario medio de los trabajadores registrado cayó 4%. Había caída más de 10% a mediados de año, pero se recuperaron en el segundo semestre”, aseguró Frenkel.

El analista consideró que “el salario real está subiendo a fuerza de que sube el salario medido en dólares,  lo cual hace muy difícil abrir la economía y aumentar la productividad”.