Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Industriales ven señales de recuperación, pero no para este semestre

Según el ministro de industria cordobés, Roberto Avalle, hay señales de reactivación de la industria, sobre todo la automotriz, pero persisten los problemas de competitividad

por  MARÍA GABRIELA ENSINCK

Enviada Especial - Córdoba
1
Industriales ven señales de recuperación, pero no para este semestre

Los recientes anuncios de inversión por parte de Fiat Chrysler (u$s 500 millones para producir un Sedán); Nissan Renault y Mercedes Benz (u$s 600 millones para fabricar Pick Ups), sumados a los de compañías de otros rubros como la alimenticia mexicana Bimbo (u$s 50 millones en un centro de distribución) y la local Arcor (u$s 70 millones en su planta de molienda húmeda inaugurada ayer), insuflan aires de optimismo a la economía del centro del país.

"Hay un atisbo de recuperación industrial, pero no será en el próximo semestre", dijo el ministro de Industria Cordobés Roberto Avalle a un grupo de periodistas luego de su presentación en el noveno Coloquio de la Unión Industrial de Córdoba que se lleva adelante hasta esta tarde en la capital de la provincia mediterránea.

"Estas inversiones son auspiciosas, pero sus efectos no son de la noche a la mañana. El proyecto de Nissan, Mercedes y Renault se espera que esté en marcha en el primer semestre de 2018.

En cuanto a Fiat, se espera comenzar la producción del nuevo vehículo a mediados de noviembre, pensando en un mercado de exportación hacia México y otros países de América latina. En este caso, más que crear empleos nuevos, permitirá mantener la actual plantilla de la compañía. Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat y asistente al coloquio, declaró que "esperamos, con este proyecto, salir de la dependencia que tenemos con Brasil. En el mercado interno veo una recuperación, el campo está comprando fuerte maquinaria y vehículos".

Más allá de los anuncios de las grandes compañías, para el ministro Avalle, "la reactivación industrial requiere impulsar a las pymes, que son las mayores creadoras de empleo, y hoy padecen un problema de competitividad, que no tiene que ver sólo con el tipo de cambio, sino con causas más profundas".

Según el funcionario, "la competitividad se enlaza con aspectos impositivos, el acceso al financiamiento, la capacidad innovativa que está relacionada con la calidad en la educación y los costos, incluida la mano de obra pero fundamentalmente el predio de los insumos con los que se abastecen las pymes. Es necesario que la comunidad industrial junto con el Estado revisemos por qué hay insumos que llegan a valores que quitan competitividad a las pymes, dificultando la actividad de aquellas empresas que generan empleo y valor".

En este sentido, Avalle valoró "la cooperación con el actual gobierno nacional, que comparte estas inquietudes, y esto se refleja en la reciente Ley Pyme y la de Autopartes".

Por su parte, Adrián Kaufmann, presidente de la UIA, coincidió en que la actual administración "escucha, tiene diálogo con el sector industrial, pero tuvo un error de cálculo en las expectativas. Nosotros en la UIA ya teníamos previsto en nuestros estudios que este iba a ser un año de transición, porque veníamos de 5 años sin crecimiento del empleo industrial. Y en seis meses, un Gobierno nuevo no podría revertirlo. Si bien ya terminamos de tocar fondo, este año caeremos 2% y levantaremos a partir del año que viene".