U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Industriales bonaerenses piden "reglas claras"

Dirigentes industriales de la provincia de Buenos Aires se reunieron ayer para analizar el delicado momento que atraviesa el sector por la recesión y pidieron al Gobierno una política sectorial "con reglas claras".

Más de 80 empresarios enrolados en la Unión Industrial bonaerense (Uipba) se dieron cita en la sede de la entidad en Escobar y acordaron pedir una audiencia con la gobernadora María Eugenia Vidal para "transmitirle la difícil situación que padece la industria bonarense".

En el encuentro, lo dirigentes coincidieron en que la caída de la actividad y la apertura de las importaciones son dos aspectos preocupantes en el corto plazo. Alertaron que "de continuar en este sendero económico, se va a camino a retomar la discusión sobre el tipo de cambio".

La reunión fue convocada para tratar la ley pyme bonaerense, la carga fiscal que pesa sobre las empresas argentinas y el proyecto de ley de ART que se encuentra en tratamiento en el Senado nacional.

Mirá también

Más impuestos y menor gasto de capital, claves del ajuste en el Presupuesto

"Entre derechos de exportación y la suspensión de la baja de contribuciones patronales, aportarían 1,3% del PIB, mientras que el recorte en la inversión pública sería de 0,56 % del PIB por el lado de Nación y una fracción adicional del lado de provincias", asegura un estudio de la Fundación Mediterránea. 

El vicepresidente de la Uipba, Daniel Rosato, expuso un diagnóstico complicado sobre el proyecto de ley de ART que el Gobierno envió la semana pasada al Congreso. En ese marco, indicó que solo en el último mes la cantidad de juicios iniciados contra el régimen de ART se disparó hasta alcanzar 14.000 nuevas demandas, un 45% más que en septiembre de 2015 y 32% más que en agosto pasado.

"El proyecto de ley de ART no soluciona el problema que sufren las pymes, porque no se ocupa de resolver la altísima judicialización laboral. Esta iniciativa del Ejecutivo es, por lo tanto, contraproducente", remarcó Rosato.