Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Industria y venta de autos caen en Brasil y complican a la Argentina

La industria anotó la 25ª caída consecutiva en Brasil en marzo y la venta de autos cayó en 250.000 unidades en el primer cuatrimestre del año. Argentina sigue de cerca la situación

La industria automotriz brasileña, en una de sus peores crisis

La industria automotriz brasileña, en una de sus peores crisis

La industria y la venta de autos en Brasil cayeron en los primeros meses del año y complican a la Argentina. La producción industrial brasileña se contrajo un 11,7% en el primer trimestre del año y registró así su peor resultado para ese período desde 2009, informó ayer el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

En tanto, las ventas de vehículos nuevos en Brasil se redujeron un 27,91% en los primeros cuatro meses de este año frente al mismo período de 2015, informó ayer la Federación Nacional de Distribuidores de Vehículos (Fenabrave).

Frente al tercer mes de 2015, la producción en las fábricas brasileñas descendió un 11,4% y anotó su vigésimo quinta caída consecutiva en este tipo de comparación.
En el acumulado en los últimos doce meses, el indicador se redujo un 9,6%, la retracción más intensa desde octubre de 2009.

La reducción del dinamismo en la actividad industrial a lo largo del primer trimestre de 2016 se reflejó en que el 75,4% de los productos analizados apuntaron una reducción en su producción.
El segmento de los vehículos automotores, remolques y carrocerías cayó 27,8% y fue seguido de las industrias extractivas con una baja de 15,3%.

Las cifras pesimistas en el período enero-marzo siguen la línea de las obtenidas a lo largo del pasado año, cuando la industria se derrumbó un 6,2 %, influida por la reducción del consumo de las familias a raíz de la devaluación del real frente al dólar y de las elevadas tasas de interés.

Este escenario se enmarca, además, en la aguda recesión que atraviesa Brasil, cuya economía se reducirá un 3,89%, de acuerdo con los pronósticos del mercado financiero.

De cumplirse los augurios, Brasil encadenaría dos años en números rojos por primera vez desde 1930.
En otro orden, de acuerdo con la cámara empresaria que mide las ventas a partir de las matriculaciones, en Brasil fueron comercializados 644.291 vehículos entre enero y abril de este año, frente a 893.744 unidades vendidas en los cuatro primeros meses del año pasado.

La fuerte caída de las ventas fue atribuida por la Fenabrave a la recesión del país, que ha provocado una pronunciada subida del desempleo y una reducción de la renta de los brasileños, así como a las elevadas tasas de intereses, en su mayor nivel en casi una década y que han encarecido el crédito.
El sector de automóviles ha sido uno de los más castigados por la crisis y los fabricantes intentan compensar la caída de las ventas en el mercado interno con mayores exportaciones, incentivadas por la devaluación del real frente al dólar.

De acuerdo con los datos de la cámara empresaria, en los primeros cuatro meses de este año fueron vendidos en Brasil 533.665 automóviles, con una caída del 26,40% frente al mismo período del año pasado; 88.950 utilitarios y camionetas, que representa una caída de 34,20%; 17.181 camiones, o sea 31,70% en menos, y 4490 autobuses con 46,11% de baja.

Tan sólo en abril y en comparación con el mismo mes del año pasado la venta de vehículos en general se redujo un 25,7%, hasta 162.915 unidades, y la de automóviles en un 26,33%, hasta 132.032 unidades. Según las proyecciones de la Fenabrave, Brasil terminará 2016 con 2,23 millones de automóvi les y utilitarios vendidos, un número en un 20 % inferior al de 2015.