Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Industria cayó 6,1% en abril por las lluvias y acumuló en el cuatrimestre baja de 2,1%

Con la excepción de químicos y plásticos; alimentos y bebidas; e insumos textiles, el resto de los sectores registra estancamiento o fuerte derrumbe. Mayo sigue en baja

Industria cayó 6,1% en abril por las lluvias y acumuló en el cuatrimestre baja de 2,1%

En un contexto de fuerte caída del mercado brasileño, contracción de las ventas domésticas y dificultades financieras, la industria no logra recuperarse, a pesar de las medidas tomadas por el gobierno de Mauricio Macri para mejorar la competitividad del sector (devaluación, quita de retenciones, entre otras). La actividad manufacturera se derrumbó en abril 6,1% respecto del mismo mes del año pasado y acumuló en el cuatrimestre una baja interanual del 2,1%, según un informe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL).

Al explicar la importante baja del Indice de Producción Industrial (IPI) del mes pasado, la consultora la atribuyó a la "intensidad inusual de las lluvias que afectaron el normal funcionamiento de algunas actividades, fundamentalmente agroindustriales". Respecto de marzo, la actividad resultó 3% inferior incluyendo factores estacionales, pero corregidos esos aspectos, la industria se redujo 0,6% en la medición mensual. A su vez, en los primeros cuatro meses del año, el retroceso de la actividad alcanzó el 2,1% respecto del mismo período del 2015.

La industria no caía tanto en términos interanuales en un mes desde febrero de 2015, cuando se derrumbó 9,8%. Sin embargo, tuvo gran impacto el clima lluvioso. De todas maneras, la medición desestacionalizada y el cuatrimestre también muestran números en rojo. Según las estimaciones de Fiel, en mayo la performance volvería a dar negativa.

En marzo, el IPI había mostrado una contracción interanual de 1,8%, por lo que el primer trimestre cerró con una mema de 0,4%. Aunque respecto de febrero había mostrado un alza de 0,3% en términos desestacionalizados. Para la UIA, en tanto, el período enero-marzo cerró con una disminución de la industria del 1,2%, que crecería a -4,6% si se descontara el crecimiento atípico registrado por el complejo de oleaginosas.

"La combinación de la profunda recesión brasileña (10% de caída de la industria en 2015 y 5% esperada para este año), en conjunto con las tasas de interés altas y cierta contracción en el mercado doméstico traccionaron hacia abajo la industria en el primer cuatrimestre, sobre todo en bienes durables, bienes de capital y todo lo relacionado a construcción, pero es esperable que la actividad comience a encontrar su piso", afirmó el director ejecutivo y economista jefe de la UIA, Diego Coatz.

El analista consideró que con un comercio global estancado y Brasil en recesión, "es clave reducir gradualmente las tasas y que se apuntale al sector industrial con financiamiento externo".
Según el desagregado por ramas de actividad, en el primer cuatrimestre tres sectores registraron un crecimiento interanual de la producción: Insumos Químicos y Plásticos (7,9%); Alimentos y Bebidas (3,5%) e Insumos Textiles (1,2%). La producción de Papel y Celulosa se muestra estancada (-0,1%) respecto de igual cuatrimestre del 2015, mientras que la de Cigarrillos acumula en el periodo enero-abril una caída del 1,9%.

El resto de las actividades industriales presentaron caídas de la producción superiores a la del IPI en la comparación interanual. El sector de Petróleo Procesado cayó en el cuatrimestre 3,8%; el de Metalmecánica, 8%; el de Minerales no Metálicos, 8,6%; y la producción siderúrgica, 11,8%. A su vez, la industria automotriz sigue siendo el de mayor contracción y acumula una caída de 13,2% en el cuatrimestre, aún cuando en abril volvió a observarse una marcada desaceleración en el ritmo de contracción interanual.