Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Incluyen nuevos bienes con licencias no automáticas, pero industria acusa desprotección

La resolución 32 fue publicada en el Boletín Oficial. Además, extendieron de 90 a 180 días el plazo de vigencia de las LNA. Lo ingresado por courier queda exceptuado

El Gobierno amplió ayer la lista de productos que deberán requerir de una licencia no automática (LNA) para ingresar a la Argentina, al tiempo que extendió de 90 a 180 el plazo de vigencia de estos permisos para entrar mercadería al país. Por lo que una vez autorizada la compra al exterior, el empresario tendrá hasta 6 meses para importar el bien.

Los empresarios nacionales reaccionaron con malhumor frente a esta información y a cómo se viene manejando en general el Gobierno frente a las importaciones, ya que el sistema de licencias no prohibe el ingreso de un producto, como lo hacían las DJAI, sino que lo demora. En los rubros más sensibles, en los que se debe gestionar una LNA, el Gobierno debe concederla en un plazo máximo de 60 días, ya que, de lo contrario, estaría incumpliendo con las normas de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Y una vez otorgada, el plazo para entrar el bien pasó de 90 a 180 días, de acuerdo con la resolución 32 publicada ayer en el Boletín Oficial. En el caso del resto de los productos, que están bajo el régimen de licencia automáticas, los pedidos para importar son otorgados inmediatamente y también tienen 6 meses para entrar el producto al país.

Según informó el Ministerio de Producción, son alrededor de 80 los productos que ingresaron al sistema de LNA. Algunos pertenecen al rubro automotriz, otros al de madera y muebles, otros al de productos químicos básicos y una decena, al sector del plástico. En la misma norma quedaron incluidos sectores textiles que, por error, habían quedado desprotegidos por una norma anterior.

Sin embargo, en la industria textil y el resto de los sectores sensibles manifiestan fuerte preocupación ante el crecimiento de las importaciones y la caída en la demanda de los compradores locales. Fuentes de la Fundación ProTejer afirmaron que cayó 25% la actividad y que en parte se debe a "la gran cantidad de DJAI aprobadas apenas asumió Macri". Desde la cartera productiva asumieron que, recién llegados, firmaron todos los permisos acumulados de noviembre y diciembre y que "puede haber entrado algo textil en esa oleada", afirmó una fuente cercana al ministro Francisco Cabrera.

En la misma línea, los referentes de otros sectores sensibles, como el marroquinero, calzado y el de anteojos, por ejemplo, aprovecharon la exposición Cemca77, que se realiza en Costa Salguero, para hacer catarsis sobre la situación actual. En ese contexto, se quejaron por la desprotección, la caída en las ventas y la suba de costos. Fuentes empresarias de estos rubros informaron que desde Producción se les pidió que trabajen en normas técnicas para estructurar las LNA, ya que no se hará nada fuera de lo permitido por la OMC.

La resolución 32 también exceptúa a los productos ingresados bajo el régimen de courier de la obligación de gestionar licencias de importación, lo que "permite acelerar y simplificar las pequeñas operaciones realizadas vía courier que en muchos casos son críticas para la producción", señaló Producción en un comunicado.