Inchauspe: "Esperamos que el peronismo ‘racional‘ entienda la idea del DNU"

Para el secretario de Simplificación del Ministerio de Producción, Pedro Inchauspe, la suerte del decreto desregulador depende de que se entiendan las reformas

En la quietud de principios de año, el presidente Mauricio Macri firmó un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que modificó cientos de normas para aliviar al sector privado. En los últimos días la oposición se reunió para anticipar que buscará trabar el DNU en el Congreso.

 

En el mismo sentido que el decreto, fue creada la Secretaría de Simplificación Productiva. Quedará a cargo de Pedro Inchauspe, quien dialogó con El Cronista.

¿En cuánto tiempo desembarcará en la Secretaría?

En las próximas dos semanas voy a estar al frente del nuevo cargo.

¿Cuáles son los fundamentos para tener esta nueva función y cómo se relaciona con el mega DNU que cambió decenas de leyes hace unas semanas?

Apuntamos a simplificarle la vida al sector privado. Que el empresario esté más preocupado en generar más empleo y no tanto en gastar su tiempo haciendo trámites en las oficinas del Estado.

¿Qué beneficios cree que va a traer "simplificarle la vida al sector privado"?

Esto es dinero y tiempo que se deja de gastar y un costo de oportunidad. Muchas veces el desánimo le gana a los empresarios cuando ven que hacen falta tantos trámites. Queremos recuperar empresas que exporten. Perdimos el 30% de esas firmas desde 2009 en adelante y pasamos de 15.000 a no más de 10.000 compañías.

¿A qué aspiran con la Secreta ría y el DNU?

Buscamos que el sector privado ahorre 1% del PBI, cerca de $ 100.000 millones en los próximos dos años. Esto tiene que ver con la agenda de transformación permanente. En lo que va de esta gestión ya creamos la Sociedad por Acción Simplificada (SAS), Exporta Simple, y hemos mejorado las prácticas regulatorias. También ahora los trámites se pueden hacer a distancia, mientras que antes había que perder tiempo en venir y pagar los pasajes.

La oposición anticipó su rechazo al DNU y buscará derogarlo en el Congreso. ¿Cómo van a encarar desde el Gobierno esta nueva batalla?

El DNU debe ser ratificado por una Comisión Bicameral y no sabemos en qué fecha puede ser, porque no va a haber sesiones extraordinarias en febrero. Calculamos que luego de la apertura de las sesiones, en marzo, se va a tratar, y tenemos fe en que, cuando analicen bien la norma, vean que va a servir. Estamos cambiando regulaciones que le simplifican la vida a los argentinos. Esperamos que el peronismo "racional" entienda este espíritu.

¿Cómo avanza la experiencia de las SAS?

En la Ciudad de Buenos Aires arrancó muy bien y tiene una curva creciente, pero falta que la gente conozca bien este programa. Antes se pagaban unos $ 20.000 en concepto de honorarios y aranceles y se podía tardar entre 45 y 60 días en hacer una empresa. En el interior, incluso más. Ahora tarda apenas 30 minutos, se puede hacer sin moverse de la casa y cuesta cerca de $ 4500. La provincia de Buenos Aires se sumó recientemente.

¿Para cuándo esperan un gran incremento en la cantidad de empresas exportadoras?

Va a llevar muchos años. Cuando arrancamos teníamos la tercera economía más cerrada del mundo. El índice Doing Business nos ubicaba en el puesto 117´ a nivel mundial, como el peor país para hacer negocios en la región, excepto Venezuela.

¿Cómo ve la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estos cambios?

La OCDE impulsa las mejores prácticas regulatorias y estamos copiando muchos conceptos de esos países. Se trata de hacerle la vida más simple a todo el entramado productivo, que no encuentren más trabas.

Tags relacionados