Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Imputan a Berni por encubrimiento del jefe de la banda de la efedrina

Ocaña había acusado al ex secretario de Seguridad de saber donde estaba el prófugo, señalado como el cerebro del triple crimen. Para Berni, "es una locura"

El fiscal Guillermo Marijuan impulsa la investigación

El fiscal Guillermo Marijuan impulsa la investigación

La denuncia de Graciela Ocaña contra Sergio Berni por encubrimiento al prófugo Ibar Pérez Corradi levantó vuelo en las últimas horas y tomó forma definitiva luego de que el fiscal Guillermo Marijuan le diera entidad judicial y decidiera la imputación del ex secretario de Seguridad de la Nación. Según la legisladora porteña, Berni ocultó información valiosa para capturar al presunto autor intelectual del triple crimen de 2008 y, argumentó, lo reconoció en declaraciones radiales, cuando afirmó que en la transición de Gobierno había brindado información vinculada a Pérez Corradi "muy sensible".


Ante la presentación de Ocaña, Marijuan dio vista del artículo 180 del Código Procesal Penal y la avaló, impulsando la investigación contra Berni. El dictamen del fiscal se produjo de modo simultáneo a que su colega Franco Picardi recibiera el escrito de los abogados Carlos Broitman y Juan José Ribelli anunciando la voluntad de Pérez Corradi de entregarse a la Justicia. Esa presentación, realizada días atrás por los abogados, no incluye fechas ni condiciones, pero subraya que Perez Corradi "teme por su vida" y exige "garantías".


El escrito, de una página, no precisa qué tipo de garantías solicita el prófugo sino que se limita a manifestar que él se comunicó con uno de sus letrados para transmitir ese mensaje, que fue recibido días atrás por el juez Sebastián Casanello. El magistrado le dio vista a Picardi, pero en esa instancia no hay mucho por resolver, pues Pérez Corradi tiene un procesamiento confirmado y apenas se presente detenido quedaría en condiciones de ser sometido a juicio oral y público.


En relación a Berni, antes de abandonar el cargo a raíz del cambio de gobierno, aseguró que aportó "información muy importante respecto de Pérez Corradi". A partir de esos dichos, Ocaña consideró que Berni pudo haber incurrido en el ocultamiento de información valiosa para capturar a un prófugo de más de 40 meses.


La causa quedó radicada en el juzgado federal número cuatro, a cargo del juez federal Ariel Lijo, bajo el número 481/2016, y tuvo su primer movimiento de importancia, con el dictamen de Marijuan. El fiscal pidió una serie de medidas de prueba consideradas "de rutina" por fuentes judiciales. Marijuan solicitó, además, que se decrete el "secreto de sumario" para facilitar el avance de la pesquisa.


Mientras, en relación a la denuncia, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, relativizó el informe que le dio Berni, definiéndolo como "generalidades" sobre el paradero del prófugo. "En la reunión de traspaso, hubo un comentario general y hay documentación que tienen las secretarías", dijo Bullrich y afirmó que no tiene "una queja" respecto a "lo que hizo Berni" durante el período de la transición, aunque aclaró que "todavía" no "leyó" la denuncia de la legisladora porteña contra el ex funcionario nacional.


En declaraciones radiales, Berni fue muy duro con Ocaña. Dijo que si le piden una explicación sobre la denuncia, "no se puede explicar lo inexplicable", tras lo cual remarcó que la presentación "es una locura". "Como argentino, me da vergüenza que una legisladora haga tamaña denuncia", añadió.


Cabe recordar que Pérez Corradi se encuentra prófugo desde 2012 y que está vinculado al triple crimen de 2008 en General Rodríguez, relacionado con el negocio de la venta de efedrina, por el que fueron condenados Cristian Lanatta, Martín Lanatta y Víctor Schillaci, los tres detenidos que se fugaron del penal de General Alvear a finales de 2015 y que fueron recapturados en Santa Fe la semana pasada.