Impuesto al dólar: de qué se trata el 'per saltum' que podría acelerar las causas contra el 30%

Fue creado en los '90, en el gobierno de Menem, pero tomó forma especialmente en 2012, en el mandato de Cristina Kirchner. Cómo se podría utilizar en los reclamos actuales contra la aplicación del denominado Impuesto País.

La posibilidad de que la Justicia empiece a tratar demandas acerca de la constitucionalidad del denominado Impuesto País reflota un antiguo recurso que se ha utilizado varias veces durante el kirchnerismo, que fue el que lo llevó al Congreso en 2012, para convertirlo en ley.

Se trata del 'per saltum', o salto de instancia, que permite llevar a la Corte Suprema una demanda que se esté tratando en una etapa anterior de la Justicia. Se podría aplicar para acelerar eventuales amparos contra el impuesto al dólar del 30%, especialmente contra el arancel que se paga por la compra de pasajes al exterior. 

El texto actual detalla, entre otros aspectos:

Artículo 257 bis: Procederá el recurso extraordinario ante la Corte Suprema prescindiendo del recaudo del tribunal superior, en aquellas causas de competencia federal en las que se acredite que entrañen cuestiones de notoria gravedad institucional, cuya solución definitiva y expedita sea necesaria, y que el recurso constituye el único remedio eficaz para la protección del derecho federal comprometido, a los fines de evitar perjuicios de imposible o insuficiente reparación ulterior.

A continuación, un repaso de desde cuándo y cómo se aplica este recurso jurídico

  • El primer antecedente de este instituto legal se remonta a 1990, durante el gobierno de Carlos Menem, que en aquel entonces realizó una presentación ante la Corte para destrabar la venta de Aerolíneas Argentinas a Iberia.
  • A fines de 2012, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner lo volvió a reglamentar, y sancionar en el Congreso de la Nación, con la aprobación de ambas cámaras
  • En aquel entonces el objetivo ejecutivo era avanzar con la aplicación de la Ley de Medios en su cruzada contra el Grupo Clarín, especialmente a raíz de fallos adversos que habían surgido desde la Cámara Civil y Comercial Federal. 
  • En diciembre de ese año, tres días después del frustrado 7D en el que debía comenzar a regir la Ley de Medios para el Grupo Clarín, la Corte rechazó un per saltum del kirchnerismo contra la prórroga de la cautelar que había decidido la Cámara. Tiempo después, a finales de 2013, la Corte validó la constitucionalidad de la Ley de Medios. 
  • Hubo un caso en el que la Corte aceptó el per saltum y se trató de la denominada reforma judicial que impulsó el kirchnerismo en 2013. Entonces, el 14 de junio, aceptó el recurso presenatdo por Casa Rosada, pero luego, el 18, falló en contra de los cambios en el Consejo de ña Magistratura que se impulsaban y que estaban incluídos en esa reforma. 
  • Entre otros casos que requirieron el uso del salto de instancia en estos años, aparece también el rechazo a un cuestionamiento realizado en 2018 por la fusión Telecom-Cablevisión.
Tags relacionados