Hubo acuerdo con la empleada que insultó Triaca

Fue el viernes pasado, en la delegación San Isidro de la cartera laboral bonaerense. Mediante el mecanismo de la conciliación, Sandra Heredia accederá a una indemnización cuyo monto no trascendió y como consecuencia de lo cual no realizará más reclamos al hermano del ministro de Trabajo.

Sandra Heredia, la empleada doméstica que insultó el ministro Jorge Triaca, llegó ayer a un acuerdo de conciliación con el hermano del ministro de Trabajo, por el que será indemnizada y como consecuencia de lo cual se abstendrá de realizar nuevos reclamos a su empleador. 

El acta de la conciliación fue suministrada por fuentes del Gobierno, quienes acompañaron el documento con la siguiente aclaración: “La señora Sandra Heredia llegó a un acuerdo indemnizatorio con el señor Carlos Triaca. Reconoció que la relación laboral era formal y que él era su empleador. Este documento confirma que el ministro de trabajo no mantenía relación laboral con la señora Heredia .

La aclaración oficial vino a cuento porque el escándalo que detonó la difusión de un audio en el que Triaca insulta a Heredia incorporó también otros datos que hicieron tambalear al funcionario que dirige la cartera laboral: por un lado la empleada doméstica denunció que estuvo en negro desde 2012 y que fue formalizada recién en 2015, 20 días antes del triunfo de Mauricio Macri en las presidenciales; y por el otro que el titular de la cartera laboral le había conseguido un empleo en el intervenido sindicato Somu como respuesta a un pedido de aumento salarial que ella le realizó

En el acta divulgada Heredia manifiesta “haber ingresado a trabajar para el empleador con fecha 12/11/2012 , a lo que le sigue el rechazo del hermano de Triaca, quien en la misma acta “manifiesta que rechaza expresamente los datos de la relación laboral que invoca la Trabajadora, ratificando que él ha sido su empleador y ha registrado correctamente su contrato de trabajo con fecha real de ingreso 1/10/2015... .  

En su punto tercero “la trabajadora acepta el ofrecimiento realizado en este acto al igual que la forma de pago detallada, manifestando expresamente que cumplido el pago mencionado en el presente acuerdo nada más tendrá que reclamar a su legítimo empleador Carlos Leonardo Triaca por ningún concepto emergente de la relación laboral que los unía .

El escándalo que afecta al ministro de Trabajo estalló cuando el portal de noticias Opi Santa Cruz difundió un audio de watsapp en el que el titular de la cartera laboral insultaba a la casera de la casa familiar, quien no había llegado a tiempo a una cita con el funcionario. “¡Sandra no vengas, eh! No vengas porque te voy a mandar a la concha de tu madre. ¡Sos una pelotuda! , dice el audio. 

Luego, por las denuncias de Heredia, trascendieron otros detalles que complicaron la situación del ministro, quien pidió disculpas por su “exabrupto , que justificó por una situación estresante: la ausencia de la empleada en la hora pactada le impedía al funcionario bajar del auto porque no contaba con su silla de ruedas, que Heredia debía alcanzarle al llegar. Heredia dijo que había estado en negro desde 2012, para lo cual aportó fotos, videos e intercambios con la familia del ministro que datan de esa época y señaló que Triaca le había conseguido un empleo en el intervenido Somu, cuyo secretario general, Omar “Caballo Suárez, se encuentra preso. 

Más allá de los insultos, fueron estos dos elementos los que llevaron a sectores de la oposición a denunciar al funcionario y hasta pedir su renuncia. Lo hicieron el FPV y también la CGT, que ya venía tomando distancia del Gobierno y del ministro luego de la aprobación de la reforma previsional. También se abrió una investigación en la Oficina Anticorrupción

La crisis con el ministro llegó a tal punto que  el Gobierno debió admitir que el comportamiento de Triaca había sido un error, aún cuando lo ratificó en el cargo. Sin embargo, el funcionario decidió adelantar sus vacaciones para salir del ojo de la tormenta.

 

 

Más de Economía y Política