Hoy el sistema previsional depende del Tesoro

Cuatro de cada diez pesos pagados por el Estado en concepto de jubilaciones y pensiones provienen de impuestos, mientras que el resto se financia con aportes salariales y aportes del Tesoro nacional. En parte, esto explica la falta de sustentabilidad del sistema previsional que el Gobierno busca ahora encaminar a partir de la modificación de la fórmula de actualización de haberes, que ha despertado fuertes críticas y dificultades para su sanción.

Un informe del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa) asegura que "las jubilaciones están lejos de poder ser pagadas sólo con aportes salariales", por lo que debido a los cambios en la asignación de impuestos destinados al financiamiento de ANSeS es "necesario modificar el índice de movilidad". En el fondo, el desafío más importante es encarar una reforma previsional integral que le dé mayor sustentabilidad y equidad al sistema, destaca.

Las inconsistencias que atraviesan al sistema previsional, llevaron a varias provincias a cuestionar la constitucionalidad de utilizar impuestos coparticipables para financiar al Anses, así como la intervención de la Suprema Corte de Justicia por la asignación de recursos a estos fines.

IDESA recuerda que el Consenso Fiscal firmado entre la Nación y las provincias tiene entre sus objetivo resolver este conflicto. Frente a ello, establece por consenso nuevas reglas de distribución de los impuestos, el desistimiento de juicios motivados por cuestionamientos a esa distribución y el compromiso de no iniciar nuevas controversias hasta tanto se firme un nuevo régimen de coparticipación federal. Este nuevo esquema de distribución de impuestos impone la necesidad de revisar la regla de movilidad previsional.

Teniendo esto en cuenta "la nueva fórmula es un avance en el ordenamiento del sistema previsional pero no resuelve su profunda crisis", asegura el informe. Y aclara que "además de avanzar en la adaptación de las normas previsionales a la dinámica demográfica es crucial revisar muchas decisiones tomadas irresponsablemente en los últimos años", como por ejemplo las 3,6 millones de jubilaciones sin aportes, destaca IDESA.

Lea también

Más de Economía y Política