EN NUEVA YORK TODAV A HAY JUICIOS SIN SENTENCIA POR U$S 634 MILLONES

Holdouts: desde 2013, Argentina pagó u$s 60 millones en abogados

Son los honorarios de los dos estudios que llevan hasta el día de hoy las negociaciones en Nueva York; y también lo abonado al mediador Pollack que nombró el juez Griessa

A veces perdiendo, igual se gana. Suele ser el caso de los abogados, en general, y en particular de Cleary, Gottlieb, Steen & Hamilton LLP, el bufete neoyorquino que representa a la Argentina en su disputa con los bonistas: desde 2013, cuando los holdouts que no aceptaron las reestructuraciones de 2005 y 2010 al rechazar la reapertura del canje, se pagaron honorarios por más de u$s 60 millones.

La mayor parte de esa suma, unos u$s 55.064.137, fueron a la cuenta del estudio jurídico que desde 2001, cuando el entonces efímero presidente Adolfo Rodríguez Saá declaró el default de la deuda externa, defiende al país en los Estados Unidos.

Una porción fue para el Daniel Pollack (de McCarter & English), el mediador nombrado por el juez Thomas Griesa entre los fondos buitre, referenciados en el imaginario por Paul Singer, y el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en 2014. Recibió unos u$s 1.181.088 por la mitad de sus servicios, ya que el resto corrió a cargo de los demandantes, según explicaron fuentes oficiales. Finalmente, transferidos el 27 de julio de este año, otros u$s 4.209.767 corresponden al bufete Cravath, Swaine & Moore LLP, contratados a principios del año pasado por el entonces Ministerio de Hacienda y Finanzas, bajo la administración de Mauricio Macri.

Todo hace un total de u$s 60.454.993, distribuidos en 110 operatorias, tal como consta en un anexo adjuntado por el Jefe de Gabinete, Marcos Peña, en su último informe al Congreso.

El año en que se gastó más en abogados norteamericanos, con tarifas de mercado que en promedio oscilan los u$s 1000 la hora, fue en 2013, cuando la Corte de Apelaciones de Nueva York confirmó el fallo de Griesa que obligó al país a pagar a los fondos de inversión litigantes u$s 1330 millones. En honorarios se destinaron u$s 17,6 millones. La cuenta fue menos "dolorosa" con el correr del tiempo: en 2014, unos u$s 13.4 millones; en 2015, unos u$s 14,1 millones; y el año pasado, cuando se llegó a un acuerdo, apenas u$s 3,7 millones. "A medida que se van solucionando los juicios, hay menos actividad", explicaron en el Gobierno. Pero en los 7 últimos meses, figuran pagos por u$s 11,4 millones a los tres estudios jurídicos.

A casi 16 años del default, luego de dos canjes de deuda (con aceptaciones que superaron el 90%) y el arreglo con los fondos buitre, aún quedan 49 casos de bonistas sin sentencia en la Corte Federal de Nueva York, reclamando un capital, más intereses, por u$s 634.079.934 y 20.354.274 de euros. El más costoso para las arcas nacionales sería el iniciado por HWB Victoria en 2007 (expediente 10657), quien pretende u$s 119.570.262. Según la información oficial, en 41 de ellos ya se arribaron a acuerdos para el pago total o parcial del reclamo. "Es una foto que estamos depurando, varios de esos juicios los iniciaron bonistas hace años con abogados que hoy ya están jubilados, viviendo en Florida, nunca dieron de baja el caso, y hoy tenemos que encontrarlos para notificarlos", graficaron fuentes oficiales.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Noticias del día