Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Hebe de Bonafini y los Schoklender, procesados por Sueños Compartidos

El juez Martínez de Giorgi sostuvo que la titular de Madres "conocía los desmanejos financieros". También procesó a José López y a Abel Fatala

Schoklender quedó libre en 2013

Schoklender quedó libre en 2013

El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi procesó a la titular de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini; a sux ex colaboradores Sergio y Pablo Schoklender, y a un grupo de ex funcionarios públicos en el marco de la causa en la que investiga presuntas irregularidades en el desarrollo del programa "Sueños Compartidos", creado para la construcción de viviendas sociales.

El magistrado procesó a Bonafini, los Schoklender y a otros ex funcionarios por el delito de defraudación en contra de la administración pública y sostuvo que fueron responsables del desvío de más de $ 200 millones que debieron ser aplicados a la edificación de viviendas, según consta en el fallo de 552 páginas que difundió la agencia Télam.

Entre los principales ex funcionarios procesados, se encuentran el ex secretario de Obras Públicas, José López, ya detenido, y su ex subsecretario, Abel Fatala, responsabilizados por la adjudicación de más de $ 700 millones de fondos públicos a la fundación que tenía como apoderados a los hermanos Schoklender.

Martínez de Giorgi sostuvo que Bonafini –a quien durante todo el fallo trata como Pastor, su apellido de soltera– "conocía los desmanejos financieros que realizaban los apoderados de la fundación", y que, en tal sentido, al menos "participó de esos quehaceres aprobando los irregulares balances de la institución".

Sobre los hermanos Schoklender, el juez aseguró que actuaron "en connivencia" con funcionarios públicos nacionales, que se valieron del prestigio de la fundación en materia de derechos humanos para conseguir los fondos públicos y gestionarlos de manera indebida, sin despertar sospechas.

Para el juez, los Schoklender desviaron $ 206.438.454,04 de fondos destinados a obras a través de cheques y transferencias bancarias realizadas a personas y empresas, entre ellas Meldorek S.A. y Antártica Argentina S.A., a las que señala como parte de la maniobra.

En el expediente se menciona que los Schoklender utilizaron personas y compañías que percibieron valores sin contraprestación alguna relacionada con la actividad de la fundación, como las firmas Cabaña Agropecuaria Del Zonda S.A., vinculada al financista Guillermo Alejandro Greppi, procesado por lavado de activos.

En el fallo, Martínez de Giorgi dictó también la falta de mérito de todos los ex gobernadores e intendentes investigados por suscribir acuerdos con la fundación cuestionada y para los ex ministros de Planificación Federal, Julio De Vido, y de Trabajo, Carlos Tomada.

Entre los ex mandatarios que recibieron la falta de mérito se encuentra Jorge Capitanich (Chaco), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Maurice Closs (Misiones). Lo mismo ocurrió con el actual gobernador de la provincia de Santa Fe, Miguel Lifschitz.

La causa conocida como "Sueños Compartidos" tiene como fiscal a Paloma Ochoa, se inició en 2011 y estuvo primero en manos del ex juez federal Norberto Oyarbide.

Los hermanos Schoklender habían sido detenidos en 2013 por orden del entonces juez Oyarbide, pero fueron excarcelados cuando la Cámara Federal lo apartó del expediente y revocó sus procesamientos.