Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

"Hay que discutir un capítulo más moderno de inversiones"

Destacó la "hoja de ruta" para la negociación Mercosur-Alianza del Pacífico, y resaltó el trabajode Argentina y Chile para mejorar el comercio bilateral

Los cancilleres de los países del Mercosur y la Alianza del Pacífico acordaron el viernes una "hoja de ruta" para facilitar el comercio intrarregional y levantar las barreras pararancelarias que lo bloquean. "Todos propusieron tener el feedback del sector privado, ellos son los encargados de decirles a los gobiernos cuáles son las barreras que encuentran en ambos mercados", dijo Paulina Nazal, directora General Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería chilena y parte de la comitiva.

Respecto de la reunión bilateral que además tuvieron las cancillerías chilena y argentina el mismo día, dijo que se acordó en avanzar en las medidas aduaneras para aprovechar la apertura comercial y en normar las inversiones: "Estamos tratando de incorporar un capítulo más moderno para promover y proteger las inversiones en ambos sentidos".

–¿Cómo resultó la reunión entre ambos bloques?
La reunión entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico se realizó en un ambiente de mucha confianza, franco, de diálogo abierto. Ambos bloques tiene la voluntad de avanzar en áreas de trabajo para favorecer el comercio e inversiones de bienes y servicios. Pudimos constatar la buena voluntad política en querer seguir trabajando.

–¿Cuáles son los puntos más sensibles en la relación bilateral?
En la bilateral con Argentina y Chile, ambos cancilleres hablaron básicamente de la liberalización comercial que estamos discutiendo desde la primera reunión que se tuvo en Buenos Aires, en marzo. Y se programó la segunda ronda en Santiago entre el 8 y 10 de mayo. A nosotros nos rige el ACE 35 con el Mercosur, y queremos ir más allá con temas de facilitación de comercio, obstáculos técnicos, medidas sanitarias, comercio electrónico, de servicios, telecomunicaciones, género, obras públicas, medio ambiente, políticas de competencia e inversiones. Estamos en la fase de conocer y estudiar ambos textos en el marco del acuerdo de liberalización comercial. Chile hará una propuesta y Argentina, otra y ambos países se sentarán en una mesa a discutir estas áreas.

–¿Y entre los bloques?
Las áreas de trabajo de interés común que se acordaron avanzar a través de la hoja de ruta tienen que ver con medidas de facilitación de comercio, cadenas regionales de valor y cooperación aduanera.

–El canciller habló de microbarreras a levantar, ¿cuáles son las más urgentes?
Una de las áreas de trabajo es el de barreras arancelarias, como las que podemos ir reduciendo y paulatinamente ir eliminando. Este un trabajo que hay que hacer en conjunto. Se acordó que hay que trabajar ese tema y todos propusieron tener el feedback del sector privado, ellos son los encargados de decirles a los gobiernos cuáles son las barreras que encuentran en ambos mercados. Tenemos que sentarnos a ver mecanismos de trabajo para tener diagnósticos de barreras y ponernos a trabajar.

–¿Se habló del potencial que genera la nueva política de EE.UU.?
No se habló en particular de la nueva administración de EE.UU. y cómo lo enfrentamos. Sí, en términos genéricos, que independientemente de las políticas de otros países, el compromiso del Mercosur y la Alianza del Pacífico es seguir avanzando en la senda de la integración.

–¿En qué tiempo se podría lograr esa integración?
No tenemos fecha de término. Queremos tener un trabajo constante y permanente con el Mercosur.

–¿Afectan las elecciones la continuidad de las negociaciones?
La Alianza del Pacífico es una iniciativa de seis años en la que han pasado varios gobiernos y la alianza se sigue fortaleciendo y hay respaldo total de esta iniciativa. En el Mercosur hay una clara política de trabajar más fuerte dentro del Mercosur, pero también con un bloque tan importante como es la Alianza. Pensamos que se va a mantener.

–¿Así como Argentina firmó un acuerdo con Colombia, se puede esperar algo similar con Chile?
Cada país tiene sus agendas bilaterales. Lo que nosotros estamos viendo ahora es básicamente muchas medidas aduaneras: intercambio de información, ventanillas únicas, certificados de origen aduaneros. La apertura ya la tenemos con Argentina, estamos trabajando las medidas administrativas para que los países aprovechen la apertura que está consolidada. Es difícil cuantificar el impacto de una medida aduanera en el comercio, pero tenemos fe que tendrá un impacto positivo en los volúmenes exportados.

–¿Y para incrementar las inversiones?
Estamos tratando de incorporar un capítulo más moderno para promover y proteger las inversiones en ambos sentidos. El acuerdo de promoción es muy antiguo. Es lo que hay que discutir. Hemos tenido una ronda; será más fácil después de la segunda ronda en Santiago.