Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Hallaron caja fuerte dentro de un ‘dragón’

Un ex funcionario del gobierno de Daniel Scioli, tenía una caja fuerte dentro de una escultura de un dragón en su propiedad del barrio Abril, en la Autopista Buenos Aires-La Plata. El allanamiento fue realizado ayer en el marco de la causa por lavado de activos contra el ex gobernador bonaerense pero la caja dentro de la escultura, que dijeron fue regalo de un amigo, estaba vacía.
Walter Carbone fue Director General de Administración de la Jefatura de Gabinete provincial y el operativo en su casa fue dispuesto por el juez de Garantías, Pablo Raele, tras el pedido del fiscal platense, Álvaro Garganta, quien tiene a su cargo la denuncia que la diputada nacional Elisa Carrió realizó en junio por lavado de activos contra Scioli y parte de su ex gabinete provincial.
De inmediato Alberto Pérez, ex jefe de Gabinete de Scioli, señaló que en la caja fuerte "no encontraron nada", y definió la denuncia de Carrió como "fábula y mentira".
"Están prejuzgando y manchando el buen nombre y honor de los que formamos un gobierno transparente que durante ocho años estuvo sujeto a todos los controles", enfatizó Pérez. En declaraciones a la señal TN, sostuvo que la escultura del dragón "se usaba para guardar cosas domésticas", por lo que en el allanamiento "no encontraron absolutamente nada".
En tanto, el fiscal platense Álvaro Garganta dijo a la agencia DYN que la caja fuerte, de la que se difundieron fotos, se encontraba dentro de una escultura de metal de un dragón de casi cuatro metros de alto que estaba en el patio de la casa de Carbone, al lado de la pileta y de una cancha de fútbol.
La caja fuerte, a la que se accedía a través de la panza del dragón, fue abierta en horas de la tarde por peritos de la policía y se pudo comprobar que estaba vacía, al igual que un pequeño cajón joyero que estaba cerrado con llave y se encontraba dentro
"No esperábamos que hubiera algo", indicó el fiscal tras la requisa.