Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Hacienda presentará metas cada tres meses de reducción del déficit fiscal

El ministro Nicolás Dujovne presentó a Mauricio Macri distintos números sobre la evolución de la economía. Lo hizo en la primera reunión con el presidente

Mauricio Macri, junto a Mario Quintana, recibieron a Nicolás Dujovne y su equipo

Mauricio Macri, junto a Mario Quintana, recibieron a Nicolás Dujovne y su equipo

La meta oficial de bajar el déficit primario a un 4,2% del PBI en 2017 será traducida en objetivos trimestrales de reducción del rojo fiscal. Con este cambio en la metodología de difusión de la información se buscará tornar más creíble una de las principales preocupaciones del Gobierno, de ir disminuyendo la brecha entre los ingresos y gasto.

La decisión de modificar la manera en que se dan a conocer la evolución de las variables que hacen al déficit fiscal fue hablado ayer entre el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y Mauricio Macri. Lo hicieron en la primera reunión de seguimiento de gestión entre el equipo de Hacienda y el presidente que mantuvieron en la quinta de Olivos.

Macri recibió, junto al coordinador económico Mario Quintana, a Dujovne y a casi todo su equipo. Lo acompañaron los secretarios Rodrigo Pena, Sebastián Galiani, Ariel Sigal y Bernardo Saravia Frías.
La primera presentación a la prensa de las metas fiscales, de manera trimestral, está planeado que ocurra en la segunda quincena de febrero. "La idea es ir contando cómo se va a hacer para llegar al 4,2% para fin de año", explicó una fuente de Hacienda, que además calificó de "excelente" el encuentro con el presidente.

Si bien Macri había manifestado a principios de diciembre, en el retiro con su equipo en el balneario de Chapadmalal, que el déficit fiscal era una de sus principales preocupaciones y que era "fundamental" reducirlo, la llegada de Dujovne llevó cierta tranquilidad al presidente. "El presidente no está preocupado por déficit; confía mucho en que la meta se va a cumplir", aseguraron desde Hacienda.

El hecho de contar con los ingresos extraordinarios que surgieron por la penalidad que se cobra a quienes ingresan al blanqueo cambió radicalmente la perspectiva sobre la evolución del déficit fiscal. En 2016 estos recursos fueron $ 107.000 millones, que ayudaron a cancelar deuda flotante (y empezar el 2017 con un nivel de gastos que se venían pisando muy bajo), y transferir fondos a las provincias (principalmente los $ 25.000 millones a la gobernación de María Eugenia Vidal). De esta manera, se comenzó este año con una sensación de holgura mayor, teniendo en mente el objetivo del 4,2%.

En la reunión de ayer, de una hora y media en Olivos, el equipo de Hacienda presentó a Macri un detalle de la evolución de ciertas variables de la economía, además de diseñar un plan a futuro.

Dentro de las definiciones, más en términos macroeconómicos, Dujovne exhibió algunos números positivos: que la inflación bajó de 1,6% en noviembre a 1,2% en diciembre; que se crearon 23.400 empleos formales en noviembre; que las exportaciones a Brasil crecieron 13% en el penúltimo mes del año (de manera interanual); que la ejecución de obra pública aumentó en diciembre un 35% mensual; que en noviembre la actividad agrícolaganadera se expandió un 7% interanual (por la cosecha trigo y faena bovina); y que en diciembre la producción automotriz se incrementó un 27% frente a igual mes del año pasado.