Hacienda discute con ANSeS para que le renueve vencimientos por u$s 2000 millones

En el Fondo de Garantía de Sustentabilidad quedan por vencer títulos públicos reperfilados por unos u$s 2000 millones hasta fin de año. Por la valuación, hubo reticencias para firmar la última suscripción en el organismo previsional, y buscan remover obstáculos legales para funcionarios

En lo que resta del año quedan vencimientos con la ANSeS por unos u$s 2000 millones que el Ministerio de Hacienda planea renovar, según confirmó una fuente oficial. Pero ante la reticencia que se encontraron dentro del organismo previsional, de una parte de los que deben firmar ese endeudamiento con el Tesoro, el Gobierno analiza avanzar con un decreto para respaldar este mecanismo de financiamiento para lo que queda de 2019.

El lunes el Tesoro emitió Letras en pesos y en dólares de forma directa a la ANSeS a través de una colocación de $ 35.000 millones en instrumentos en moneda local y otros u$s 275 millones en Letes en dólares, ambos con vencimiento el 13 de marzo de 2020 (a 182 días).

El martes se sumó otra colocación directa de Letras del Tesoro por $ 4110 millones, suscriptas por el Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura del Transporte (FFSIT), también a 182 días.

En ambos casos se trató de rolleo de deuda que vencía, mecanismo que con los mercados cerrados, reperfilamiento en marcha y aún sin el desembolso previsto con fecha cierta del Fondo Monetario Internacional, el Gobierno planea seguir llevándolo a cabo.

La reticencia a firmar de parte de los funcionarios del Fondo de Garantía de Sustentabilidad la suscripción del lunes (que, de hecho, es la primera vez que ocurre dentro de la gestión de Mauricio Macri) radica en que la inversión en esos títulos reperfilados no sería la mejor opción para mantener el valor del FGS. Es por eso que el Gobierno analiza un respaldo a través de un DNU para aceitar este mecanismo de financiamiento con el sector público en general.

Sólo con la ANSeS, para lo que resta del año quedan vencimientos por u$s 400 millones en Letes reperfiladas; $ 11.433 millones en Lecaps reperfiladas, y $ 86.000 millones de una letra que se emitió en diciembre del 2018 a un año, según datos de LCG en base a la Secretaría de Finanzas.

"Si bien entendemos que el Tesoro tiene necesidad de pesos, quizás la mejor decisión de inversión del FGS no sea invertir en Letras que justamente actualmente se está discutiendo acerca de su solvencia", sostuvo Guido Lorenzo, director de LCG.

Como los vencimientos ahora recaerían en marzo de 2020, implica para el caso de la Lete en dólares "deuda para el próximo gobierno que de hecho, en caso de existir mecanismos de cesación de pagos o quitas sobre estos instrumentos, el FGS podría verse afectado", agregó.

Así, "el Tesoro se hace de la liquidez para pagar gasto corriente pero desatiende el Fondo de Garantía de Sustentabilidad, lo que pondría insolvente al Estado a largo plazo, perjudicando a los sectores más vulnerables y a los jubilados", concluyó.

En la misma línea, Juan Ignacio Paolicchi de EcoGo sostuvo que "es paradójico que hayan defaulteado las letras que tenía el sector público y ahora usen esa misma caja para financiarse".

Y planteó el interrogante de si, desde el punto de vista de la ANSES, es la mejor inversión a realizarse en este contexto, "después del reperfilamiento con precios que son sensiblemente menores, ¿la tasa Badlar de los bancos públicos va a estar por arriba de la inflación o por abajo'?".

"Creo que no se trata de la mejor opción posible. Si había otra que era mejor se está desfinanciando al FGS", añadió. "Entonces usar el financiamiento intrasector público está mal si el organismo que está suscribiendo la letra podría haber hecho una mejor inversión", afirmó.

Tags relacionados

Más de Economía y Política