Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Guillermo Moreno sobre Báez: “Yo soy porteño, nunca lo vi”

El ex secretario de Comercio Exterior aseguró no saber si el empresario “es cercano o lejano” de Cristina. Reiteró que no será más funcionario pero no se alejará de la militancia política.

Guillermo Moreno sobre Báez: “Yo soy porteño, nunca lo vi”

Yo soy porteño, a Báez nunca lo vi. No sé si es cercano o lejano”, aseguró el siempre polémico ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno al ser consultado sobre la relación del empresario con el gobierno de Cristina Kirchner.

En una entrevista a radio AM750 en la que pidió ser presentado como un “economista o comerciante ferretero”, Moreno habló también del video en que se ve al hijo del empresario kirchnerista contar dólares en la cueva denominada ‘La Rosadita’, y si bien aclaró que no lo vio, consideró que es “una fantasía de (Jorge) Lanata” vincularlo con el gobierno saliente.

Ni lerdo ni perezoso, hizo un paralelo de la supuesta amistad de Cristina y Lázaro, quien actuaría como tu testaferro, con la de Mauricio Macri y el empresario de la construcción Nicolás Caputo. “No porque sea amigo de Caputo eso lo involucra a Macri en todo. Es muy traído de los pelos”, ironizó.


“Van por Cristina de eso no hay dudas”, subrayó y advirtió que también “están buscando 4 o 5 funcionarios claves que ellos piensan que tienen que escarmentar”.


En tanto, al ser consultado sobre la visita del presidente norteamericano Barack Obama, aclaró que no tiene “objeciones al respecto”.

Sin embargo, fue duro contra la gestión de Macri, al sostener que “vino a vaciarle el changuito al 25% de la gente con brutalidad oligárquica” y alertó que los efectos “se van a sentir a fin de año”.

“La gobernabilidad es el temor que tiene él. Cruzó toda la Ciudad y llegó al Congreso sólo, sin pueblo en la calle que lo acompañe”, recordó.