Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Grupo brasileño anuncia inversiones en agroindustria por casi u$s 300 millones

Los dueños de Paty y Dánica buscarán crecer en el país e incrementar sus exportaciones. Sus ejecutivos consideran que el nuevo contexto político “acerca a la Argentina al mundo”

José Carlos Reis de Magalhães Neto; Pedro Faria; Jorge Lima y Abilio Diniz,

José Carlos Reis de Magalhães Neto; Pedro Faria; Jorge Lima y Abilio Diniz,

Como ya viene siendo costumbre desde que asumió, el presidente Mauricio Macri sigue recibiendo casi a diario grupos extranjeros que lo visitan para anunciarle nuevas inversiones en la Argentina. Ayer fue el turno de BRF, uno de los grupos de origen brasileño más activo en el mercado agroindustrial local de los últimos años. De hecho, desde que desembarcó en el país en 1992 trayendo la marca de embutidos Sadia, a la fecha lleva invertidos u$s 600 millones en la compra de empresas insignia del mercado como Paty; Good Mark; Dánica; Delicia; Manty; Vieníssima y Bocatti, entre otras.

Liderados por Abilio Diniz, presidente Global del Consejo de Administración; su cúpula ejecutiva en pleno estuvo con el Jefe de Estado en Casa de Gobierno. Junto a este empresario, también participaron del encuentro José Carlos Reis de Magalhães Neto, consejero Titular de BRF; Pedro Faria, CEO Global, y Jorge Lima, CEO Latam. El mensaje que llevaron a Macri fue promesas de inversiones por u$s 292 millones este año para expandir su operación local y consolidar una plataforma exportadora a nivel global.

Tras el encuentro, los cuatro ejecutivos estuvieron con El Cronista en un hotel céntrico de lujo para ampliar sus planes locales y también para analizar el cambio de época política y económica que protagonizan tanto Argentina como Brasil con las salidas de Dilma Rousseff y Cristina Fernández, y las asunciones de Mauricio Macri y Michel Temer.

En ese marco, explicaron que los movimientos ayudarán a ambos países a consolidar una relación bilateral más aceitada y que les permita ser el motor del crecimiento de la región, además de salir en conjunto a conquistar mercados internacionales, mas allá del Mercosur.

Al analizar los números del grupo, es de esperar que ese objetivo sea cumplido. Actualmente, BRF es uno de los siete conglomerados alimenticios más grande del mundo. Es también una de las más grandes exportadoras de aves y porcinos del mundo. Está presente en 120 países; posee a nivel global más de 105.000 trabajadores; 35 unidades industriales en Brasil; 17 fábricas en el exterior de las cuales nueve están en Argentina; otras cinco en Tailandia; dos en Europa y una en Abu Dhabi, en Medio Oriente; y 40 centros de distribución.

En lo que respecta a los planes para la Argentina, los máximos ejecutivos de BRF sostuvieron que este año pasarán a tener de 2900 a 4500 trabajadores en el país a partir de las inversiones que encararán en todos sus negocios vinculados con sus líneas de carne vacuna, pollo y cerdo. En Argentina, el grupo tiene nueve plantas en cuatro provincias y el objetivo es exportar el 30% de la producción local. “Que Argentina comience a abrirse al mundo es muy importante para nuestro negocio” dijo Faria, para quien la llegada de Macri “nos hizo acelerar nuestros planes locales para poder convertir a la empresa local en una plataforma hacia los mercados globales”. Según la visión de este directivo de BRF, la proyección hacia el exterior desde el mercado local es uno de los cambios más importantes que trajo a la Argentina la asunción de Macri como Presidente.

Por su parte, José Carlos Reis de Magalhães Neto, Consejero Titular de BRF, agregó que el grupo “empezó a llevar a cabo todo lo que hemos planificado para la Argentina‘. El ejecutivo explicó que el objetivo de BRF es convertirse en lo que se llama un conglomerado ‘glocal’. Es decir, un holding que tenga visión global pero a la vez le aplique una mirada también local. “Queremos replicar el modelo brasileño de integracion y de transformación de productos con valor agregado. Tener en Argentina una BRF, por lo menos de la mitad del tamaño que tiene en Brasil en los próximos 10 años”, agregó.

En este camino, el grupo viene encarando en el país una estrategia de crecimiento basada también en compras de empresas, siendo las dos más recientes Campo Austral, por u$s 85 millones; y Alimentos Calchaquí, por u$s 105 millones. En lo que respecta a este año, BRF inaugurará una serie de negocios y expansiones de sus operaciones para incrementar aún más su presencia local. Por caso, tendrá una nueva línea productiva de hamburguesas en su Unidad de San Jorge; expandirá el negocio avícola en Río Cuarto; aumentará la producción de jamón, mortadela y salchichas en Baradero, y generará nuevos mercados de exportación para productos de cerdo desde Pilar y Florencio Varela. “Estos proyectos están enfocados en agregar valor, con una mentalidad global, reafirmando nuestro compromiso con el crecimiento económico de la Argentina”, concluyó Jorge Lima, CEO Latam de BRF, cuya sede se encuentra precisamente en el país.