Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Gremios del transporte quieren reforma profunda y amenazan con protestas

La CATT se declaró en estado de alerta y movilización. Rechazó los proyectos del Gobierno y del massismo. La cúpula de la CGT se reunió con el Episcopado

El triunvirato de la CGT mantuvo un nuevo encuentro con las autoridades del Episcopado

El triunvirato de la CGT mantuvo un nuevo encuentro con las autoridades del Episcopado

La CGT dejó en claro ayer que está dispuesta a ir a fondo en la presión por hacerse de la mayor reducción posible del impacto del impuesto a las Ganancias sobre los salarios de los trabajadores en relación de dependencia. Y lo hizo a través de una de sus principales espadas: los poderosos gremios del transporte, agrupados en la CATT, que amenazaron con poner en marcha un plan de lucha si el Congreso avanza con modificaciones que no contemplen una sustancial rebaja del tributo.

Concretamente exigieron el cumplimiento de las promesas de campaña del presidente Mauricio Macri de eliminar en forma total la aplicación del tributo para la cuarta categoría, aunque en reserva admiten que pretenden un recorte impositivo mayor que el que promueven tanto el proyecto del Gobierno como la iniciativa alternativa de Sergio Massa.

"Los proyectos presentados por el oficialismo y la oposición no satisfacen nuestras expectativas", indicó Juan Pablo Brey (Aeronavegantes) al anunciar la decisión de los sindicatos de la CATT, la central que encabeza Juan Carlos Schmid, uno de los miembros del triunvirato cegetista, de declararse en "estado de alerta permanente" con la posibilidad de disponer medidas de fuerza. La advertencia, conocida a la par del inicio en Diputados del debate por los cambios en Ganancias, no pasó desapercibida por el reconocido poder de fuego de los gremios del transporte, uno de los sectores más afectados por los descuentos salariales producto del tributo.

La ofensiva sindical se completó con la incursión de una delegación cegetista a la comisión de Presupuesto de Diputados. Allí, con el aval del triunvirato de conducción, el dirigente Jorge Sola, ratificó la posición de la central en el sentido de que "ningún proyecto que contemple al salario para ser afectado por Ganancias nos satisface". "Para discutir escalas las discutimos con el Poder Ejecutivo", enfatizó en medio del tenso debate de la comisión legislativa.

Previo a la incursión en el Congreso, y también durante un nuevo encuentro con las autoridades del Episcopado, Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña insistieron en las quejas contra la iniciativa oficialista y exigieron una reforma profunda del tributo. "Es insólito, estamos hablando de la plata de los trabajadores y a los que no se los consulta es justamente a nosotros", se quejó Acuña.