Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Gobierno exige a automotrices que presenten planes para equilibrar la balanza comercial

La mayoría de las firmas importó más de lo que podía por convenio bilateral. Para evitar las multas, el Gobierno les permitirá compensar en cuatro años el desfasaje

Empieza la negociación con automotrices para compensar importaciones

Empieza la negociación con automotrices para compensar importaciones

El Gobierno comenzará en los próximos días las reuniones con las terminales automotrices para exigirles que presenten sus planes de inversiones y de adecuación de sus respectivas balanzas comerciales, tal como quedó establecido en el acuerdo sectorial firmado entre la Argentina y Brasil. Por haber incumplido los términos de intercambio bilateral (que se rige mediante el flex), las compañías deberían estar sujetas a importantes multas, pero hubo un acuerdo para que puedan ir compensando ese desbalance en los cuatro años que durará el convenio con el principal socio del Mercosur.

Las empresas que incumplieron el flex entre junio de 2015 y el mismo mes de este año (fijado en 1,50) fueron citadas por el Ministerio de Producción días atrás para que presenten sus proyectos de inversión y anticipen de qué manera compensarán, con mayores exportaciones, el desbalance importador. Si por cada dólar exportado en materia automotriz, las terminales podían importar u$s 1,50 hasta junio pasado, lo hicieron por u$s 1,70. La crisis brasileña, que afectó fuertemente las ventas, y las mayores compras del exterior habilitadas por la liberación del cepo cambiario, fueron los motivos de este desfasaje.

Fuentes de la Secretaría de Industria afirmaron que las reuniones con cada terminal comenzarán la semana próxima. Desde las empresas confirmaron la carta recibida del Gobierno y manifestaron que están preparando sus planes para discutir con las autoridades. Uno de los objetivos será que en la ecuación entre exportaciones e importaciones puedan incluirse las inversiones. "No es lo mismo una empresa que invierte de la que no", dijeron en una de las compañías.

Según el acuerdo firmado con Brasil, el sector privado podrá ir aumentando sus exportaciones en cuatro años, al mismo tiempo que ir regulando sus importaciones, a los fines de poder cumplir con el flex de 1,50 hasta 2020.

Fuentes del sector aseguraron que, salvo Honda, Ford y Toyota, el resto de las terminales importó más de lo permitido. Es el caso de Fiat; Volkswagen; General Motors; Renault; PSA Peugeot-Citroen; Iveco; Scania y Mercedes Benz. Si estas empresas no presentan sus planes de adecuación del flex, sufrirán las multas pertinentes, cuya aplicación será reglamentada a la brevedad. Si bien no está claro a cuánto ascenderían (dependen de cómo se cobren), en algunos casos podrían trepar a u$s 40 millones.

Al respecto, uno de los puntos que resta definir de la reglamentación es si las empresas podrán compensar el déficit en autopartes con el superávit en vehículos terminados. Si el Gobierno avanza en este sentido, las multas serían menores. Pero si las firmas presentan sus planes, estarán eximidas de pagar estos recargos, que alcanzan al 70% sobre el arancel de las piezas (oscila entre el 14% y el 16%) y al 75% sobre el que rige para la importación de autos terminados (35%).

En General Motors aseguraron que con la producción del Cruze y la proyección de exportación de este vehículo, "la balanza estará equilibrada en cuatro años". La empresa dejará de fabricar el Corsa Classic en el corto plazo (Brasil no compra más este modelo) y lo reemplazará con producción local del Cruze, que ronda los $ 440.000, contra los $ 180.000 del Corsa.

Si bien el Cruze ya se está vendiendo a Brasil desde hace un mes y medio y, según afirman en la empresa, tuvo muy buena aceptación, las proyecciones que tienen son bastante conservadoras debido al contexto brasileño. Aún así, creen que podrán equilibrar la balanza perfectamente, ya que avizoran una recuperación gradual del mercado vecino. También sumarán ventas externas con la exportación de motores para el Cruze.

A su vez, en Renault (una de las más afectadas por el desbalance) aseguraron que en septiembre/octubre comenzarán a producir en la planta de Santa Isabel, Córdoba, los modelos Sandero; Sandero Stepway y Logan, aunque inicialmente serán pocas unidades por lo que el fuerte será la importación. También apuestan a la fabricación de tres pick ups (la Alaskan; la Nissan Frontier y otra para Mercedes Benz), que se destinarán básicamente a la exportación a Brasil; y a fines de 2017 producirán un nuevo modelo del que todavía no se conocen precisiones. Hoy exportan sólo el Clío, el Fluence y la Kangoo, aunque este año la venta al exterior estará 70% abajo, dijeron en la empresa.