Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Gobierno estudia beneficios impositivos para zonas inundadas

Mañana se reúne el Comité de emergencia para analizar el estado de situación por las inundaciones y quema de campos en Buenos Aires, La Pampa, Río Negro y Santa Fe

Campos totalmente inundados y caminos intransitables, uno de los saldos de las intensas lluvias

Campos totalmente inundados y caminos intransitables, uno de los saldos de las intensas lluvias

El gobierno nacional acelerará la declaración de emergencia agropecuaria por decisión del presidente Mauricio Macri, quien prometió "asistencia" y "acompañamiento" de los productores de las zonas inundadas en el sur de Santa Fe y norte de la provincia de Buenos Aires.

"Vamos a declarar la emergencia: no queremos apresurarnos a decir cuál va a ser la pérdida, no hay relevamiento certero", explicó Macri en conferencia de prensa, más allá que referentes privados admiten que las pérdidas podrían ser de 1500 millones de dólares.

"Estamos para asistir a los campos anegados con todas las herramientas que tengamos", manifestó el jefe de Estado, quien también advirtió que resulta imperioso hacer las obras de infraestructura necesarias para evitar que este tipo crisis se repita.

Luego de un comienzo de año que arrancó con incendio forestales y de campos y que continuó con inundaciones el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, convocó para mañana a la Comisión de Emergencia para analizar la situación de inundaciones y/o quema de campos en Buenos Aires, La Pampa, Río Negro y Santa Fe.

El objetivo será que el Poder Ejecutivo acelere finalmente la declaración de desastre o emergencia para los departamentos o municipios afectados por la lluvia o el fuego desde que comenzó el año.
Con la declaración de período de emergencia o desastre se busca beneficiar a los productores con la eximición de impuestos y frenar el pago de cuotas de créditos bancarios.

En paralelo, el Ministerio de Interior estudia enviar Aportes del Tesoro Nacional (ATN) a los municipios afectados.
La Bolsa de Comercio de Rosario refirió en sus últimos informes que la lluvia del domingo pasado agravó la situación, provocando rutas cortadas, pérdidas de cultivos y anegamiento de campos, por la caída de Chovet, Santa Teresa y Labordeboy, en el sur santafesino, de entre 180 y 200 milímetros, y el área de Rosario recibió unos 170 milímetros
Así en la zona –donde también se cuenta Pergamino y San Nicolás dos localidades en la provincia de Buenos Aires y que recibieron el domingo 150 milímetros– desde mediados de diciembre se acumularon 1500 milímetros, superando la media de todo enero.

El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Omar Príncipe, afirmó que las inundaciones registradas en los últimos días deja "pérdidas económicas muy grandes de millones de dólares" y también es un "desastre ambiental y social".
El ruralista consideró que resulta "urgente" asistir a la producción agropecuaria con 4 millones de hectáreas inundadas y estimó que los fondos que tiene disponible la Ley de Emergencia resultan "escasos".