Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Gobierno busca pacto por productividad con Uocra para las centrales nucleares

Quiere replicar el acuerdo para la Central de Embalse donde negoció procesos de diálogo para bajar conflictos a cambio de bonos si se cumplen los plazos de obra acordados

Gobierno busca pacto por productividad con Uocra para las centrales nucleares

El gobierno nacional llega de su gira asiática con varios memorandos para posibles inversiones y algunas pocas confirmaciones. Una de ellas es la firma del primer paso para la concesión de dos nuevas centrales nucleares, una en Zárate y otra en Río Negro.

Las dos nuevas centrales tendrán un costo aproximado de u$s 15.000 millones y China financiará u$s 12.500 millones con un costo financiero total de alrededor de 4,8% y con algunas condiciones. Una de ellas es que en el caso de la segunda, la que estará ubicada en Río Negro, también proveerá la tecnología.

Esto se concretó por varias razones. Una de ellas fue que, luego de más de 12 meses de conversaciones se renegoció el acuerdo y se llegó a un nuevo entendimiento entre las partes. La Otra fue que la empresa estatal Nucloeléctrica Argentina –la operadora de las centrales– logró un acuerdo con la Uocra para bajar los niveles de conflictividad que se puso en la mesa de negociación para ser replicado en las nuevas obras.

"El modelo de acuerdo que logramos con la Uocra para los trabajos en la central Embalse hizo que lleváramos ocho meses sin un sólo día de conflicto", dijo Rubén Semmoloni, presidente de Na-Sa. Un poco más lejos fue el subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, quien antes de partir rumbo a China le dijo a El Cronista que el entendimiento era "el Vaca Muerta de la Uocra", en alusión al acuerdo petrolero exclusivo para esa zona.

Este diario accedió en exclusiva al acuerdo que, aunque sólo se aplica a las obras de extensión de vida de esa central, fue negociado con Uocra nacional y firmado por la seccional regional y donde, básicamente, busca evitar medidas de fuerza de forma abrupta que puedan derivar en "una demora indeseada que afecte el normal desenvolvimiento" de la obra a cambio de bonos por productividad.

Así, establece que las partes se comprometen a "mantener armoniosas relaciones" para "prevenir y solucionar los conflictos colectivos, asumiendo el compromiso de agotar, a través del diálogo, todas las instancias" para evitarlos. A partir de esto, se establece un "procedimiento de resolución de conflictos" propio para la obra.

En este manual se deja escrito que previo a cualquier medida de acción directa por parte de Uocra que pudiera afectar el desarrollo de la obra, las partes deben ir al diálogo de manera "privada" en la cual deberá participar la constructora que tuviera el cuestionamiento "comprometiéndose a concurrir y a participar de buena fe de todas y cada una de las reuniones que en el marco de dicho proceso se fijen". Si no hay acuerdo, total o parcial, "será sometido, por presentación conjunta y/o por separado, a la competencia de la autoridad laboral". Además, el gremio "sólo puede adoptar medidas de acción directa" en el marco de la Ley Nº 23.551.

"Para que se llegue a esto, tenés un plazo de alrededor de 30 días entre que empieza el conflicto y una posible medida de fuerza, lo que te abre un amplio escenario de soluciones sin que se pare la obra", explicaron desde Na-Sa.

Como esto deja de lado cualquier medida intempestiva e inconsulta por parte del sindicato, la contrapartida pasa por lo monetario. El acuerdo implica para los trabajadores "la creación de una bonificación extraordinaria" que sólo se aplica al proyecto de extensión de vida de la central "que se abonará semestralmente", pero para que sea así, se establece el período de pago "entre el 1º de julio de 2016 y hasta el 31 de diciembre de 2017 y/o la finalización de la obra, lo que ocurra primero", planteando la fecha de final de obra no más allá de final de año.