Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Gobierno apuesta a que consumo y nuevos impuestos ayuden a financiar Ganancias

En un trámite inusual, el Senado sacó anoche un dictamen que se redactó contrareloj. Hoy se le daría media sanción y por la tarde arrancaría discusión en comisión en Diputados

Gobierno apuesta a que consumo y nuevos impuestos ayuden a financiar Ganancias

A las apuradas, el Senado dio dictamen ayer al proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias que el Gobierno consensuó con parte de la oposición, la CGT y los gobernadores. Para asegurarse la sanción de la ley, que pretende lograr mañana mismo, la Casa Rosada se hará cargo de la totalidad del costo fiscal extra que implicará la nueva ley, estimado en cerca de $ 7000 millones. Como compensación, las provincias recibirán la mitad de esa cifra en Aportes del Tesoro Nacional (ATN). La Nación, por su parte, recuperará una parte con un impuesto al juego, a las ganancias por operaciones con dólar futuro previos a la actual gestión y con el IVA a los representantes de empresas extranjeras que presten servicios en el país.

La Comisión de Presupuesto de la Cámara alta comenzó a debatir el tema anoche, mientras el texto final todavía estaba siendo redactado. En la previa, los ministros Marcos Peña y Rogelio Frigerio habían allanado el camino con los gobernadores y con los jefes de los bloques de diputados y senadores.

El alma de la modificación acordada por el Gobierno con todos los sectores pasa por la suba del Mínimo No Imponible (MNI) y una progresividad más baja en las escalas que la originalmente había propuesto el Ejecutivo. “En esta búsqueda de consenso los únicos que han perdido han sido los trabajadores”, se quejó por eso la santacruceña María Ester Labado, del PJ-Frente para la Victoria.

Al menos 15 senadores acompañaron con su firma el dictamen, que será discutido en el recinto hoy. El esquema que armó el oficialismo es tirante. La intención de Cambiemos es tener la media sanción en la Cámara alta alrededor de las 17, para poder girar el proyecto a Diputados y que allí logre dictamen inmediatamente. Así, se podría tratar y convertir en ley mañana sin la necesidad de que los dos tercios de los presentes habiliten el debate sin dictamen de comisión, algo que el oficialismo no estaba seguro de poder lograr dado que el PJ-Frente para la Victoria aún no resolvió cuál será su postura.

De concretarse cada uno de estos pasos, un proyecto redactado un martes se terminará convirtiendo en ley un jueves. Un dinamismo legislativo pocas veces visto.

Los nuevos MNI quedaron fijados en $ 37.000 de salario bruto para casados con dos hijos y en $ 27.941 para los solteros. Cada 1 de enero, estos valores se actualizarán según el índice de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte).

El proyecto consensuado con la CGT y los gobernadores tiene un costo fiscal bruto de $ 49.598 millones. Con los nuevos impuestos, el Gobierno prevé recaudar $ 6782 millones, lo que deja un costo fiscal neto de $ 42.816 millones. El Ejecutivo considera, además, que el cambio de Ganancias generará un ingreso extra de $ 9034 millones por mayor consumo. Eso deja una brecha de $ 6700 millones frente al monto que estaba computado originalmente en el Presupuesto, que era de $ 27.000 millones. Ese es el número que será absorbido por el Ejecutivo, que a su vez compensará a las provincias con ATN.

Para deducciones, sumadas todas las categorías, habrá un tope de $ 51.967. Serán deducibles los viáticos, las horas extras y los feriados, siempre con un tope, aunque ese límite no operará para trabajadores de transportes de larga distancia. También habrá deducciones por alquileres y se mantienen las de cónyuge e hijos, que seguirán vigentes hasta que éstos cumplen 24 años.

Los jubilados lograron una leve mejoría durante la negociación y estarán exentos de Ganancias por el equivalente a seis jubilaciones mínimas y no cinco, como figuraba en la primera versión.