Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Gobierno alertó que las lluvias provocarán pérdidas en la cosecha de soja

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile dijo que algunas zonas ya presentan daños totales y que “la situación de emergencia que había en algunos lugares se transformó en situación de desastre”.

Gobierno alertó que las lluvias provocarán pérdidas en la cosecha de soja

Las lluvias no cesan y los problemas continúan. Las inundaciones en las zonas afectadas podrían dejar enormes pérdidas económicas vinculadas a la cosecha de soja. Así lo reconoció el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile. El funcionario admitió que si las precipitaciones no se detienen se perderán los rindes, lo que significaría un saldo más que negativo.

Según informó el ministerio de Agroindustria, las últimas tormentas registraron entre 50 y 150 milímetros de agua en la región pampeana y Litoral. Esto generó numerosos problemas por el anegamiento de los terrenos y la imposibilidad de acceder a los campos para realizar las tareas de recolección de soja y cosecha del poroto. El titular de la cartera dijo que algunas zonas ya presentan pérdidas totales y que “la situación de emergencia que había en algunos lugares se transformó en situación de desastre”.

Pese a la mala actualidad, Buryaile aseguró que si las condiciones climáticas mejoran se podrá realizar la recolección sin inconvenientes. Sin embargo, el productor agropecuario Gustavo Grobocopatel estimó que se podrían desperdiciar de 2 a 3 millones de toneladas de soja.

Buryaile se mostró preocupado por el ingreso de las divisas que provienen de la liquidación que realizan los agroexportadores. Durante la última semana, el resultado fue un 42% menor que la misma en 2015. En relación a esta problemática, Grobocopatel  comunicó que “es un perjuicio importante y va a influir en la falta de divisas”.

El director ejecutivo del Mercado Ganadero de Rosario (Rosgan), Raúl Milano, también se involucró en el tema y advirtió que “cuando las zonas comienzan a tener este exceso hídrico, con producciones casi totalmente bajo agua ya no es un problema de piso, sino que es un problema que generará muchos millones menos de soja. A ello se sumarán la caída de kilos, la mortandad de animales, la imposibilidad de ordeñar y perder las producciones enteras que, al fin y al cabo, son el ingreso del productor. Es decir, el campo está en problemas”.

El ministro Buryaile explicó que “hasta el momento, la zona núcleo granífera no tiene los mismos problemas que el Litoral”. A su vez, la Bolsa de Cereales de Entre Ríos informó que “hay 350 mil hectáreas de soja en esa provincia en alerta roja y las pérdidas pueden ser cuantiosas. Los incovenientes climáticos provocaron el peor avance de la cosecha en 14 años, con tan solo el 5% del área sembrada trabajada”.