U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Gobierno acepta posibilidad de mayores tasas y apuesta a que no enfríe la actividad

Federico Sturzenegger advirtió que si en mayo la inflación no cede, recurrirá a subir la tasa. Afectaría el aumento de PBI, que se espera de 3% por el impacto de la sequía

El equipo económico cambió la meta de inflación y esperaba tasas más bajas

El equipo económico cambió la meta de inflación y esperaba tasas más bajas

Las frases dichas ayer por el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, acerca de la posibilidad de subir la tasa de interés de referencia de la economía a partir de mayo si la inflación no afloja reflejarían un cambio de postura del Poder Ejecutivo, renuente a un endurecimiento de la política monetaria. Si bien en los pasillos de la Casa Rosada y en Hacienda aseguran que la entidad monetaria es independiente y que puede utilizar todas las herramientas que tiene a su disposición para lograr el objetivo de reducir la inflación al 15%, no dejan de encenderse algunas luces de alerta en torno a cómo podría llegar a impactar un mayor costo del dinero en el crecimiento económico de este año, ya vapuleado por la sequía y la consecuente menor estimación de cosecha de soja para esta campaña.

De todos modos, una venia política para que el BCRA suba la tasa, aseguran en Balcarce 50, debería haber partido de Vladimir Werning, asesor cercano de Mario Quintana en le Jefatura de Gabinete. El ex economista del JP Morgan, que estuvo también junto a Alfonso Prat-Gay en el Ministerio de Hacienda y Finanzas, es quien avala estas decisiones de política monetaria, afirman.

"El Banco Central es independiente y usa todas las herramientas que tiene", sostuvo una fuente del Ministerio que conduce Nicolás Dujovne. No obstante, aseguran que aún esperan que el crecimiento económico este año esté en alrededor del 3%. "El jueves se va a conocer mejor cómo impactó la sequía en hectáreas y toneladas", agregó una persona cercana al ministro. Está planeado que el jueves Agroindustria de a conocer las primeras estimaciones oficiales de la producción de soja de esta campaña en la Argentina. Los números privados de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires marcan un recorte cada vez mayor: en la última estimación la redujeron a 38 millones de toneladas, lo que representa una caída del 34% respecto de la producción 2016/17. También la Bolsa de Comercio de Rosario prevé una cosecha de 37 millones de toneladas.

Sturzenegger reconoció ayer que la inflación tuvo un incremento transitorio. "En nuestros escenarios baja a partir de mayo. Creemos que es lo que va a ocurrir (pero) si ese escenario no se diera, tenemos que hacer lo que tenemos que hacer y eso es subir la tasa de interés", afirmó en la conferencia en la que ayer presentó el Informe de Política Monetaria (IPOM) del BCRA.

Y fue contundente sobre el final de la conferencia: "Vamos a usar todos los instrumentos", y remarcó: "Si tenemos que actuar con la tasa de política monetaria, vamos a actuar".

Las dudas que corrían ayer en los despachos oficiales era cuánto podría llegar a subir la tasa, en caso de que el Banco Central considere necesario, y cómo esta suba imputaría en el aumento esperado del PBI. La preocupación se monta sobre una reducción de estimación desde el 3,5% plasmado en el Presupuesto para este año, a un 3% actual.

Desde que el gabinete económico anunció el 28 de diciembre la nueva meta de inflación para 2018 de 15%, la autoridad monetaria la recortó la tasa en dos oportunidades, las dos en enero: en ambas oportunidades lo hizo 75 puntos básicos, por lo que hoy la tasa de 27,25% es 1,5 punto porcentual menor.

En ese sentido, cuánto pueda llegar a subir la tasa Sturzenegger es lo que va a marcar el impacto en el crecimiento: si la sube el 1,5 punto porcentual se estaría en el mismo nivel de tasa que el anterior al cambio de la meta. La primer variable en acusar recibo, admiten, sería el consumo. No va a tener tanto impacto a corto plazo si sube 25 pb, minimizaron en Jefatura de Gabinete.

El mensaje del BCRA es un tema de decir estamos preparados. Es decir, si hay algo que no está viniendo en línea con lo que pensamos, vamos a tener que reaccionar, agregó la fuente.

Tras la conferencia de prensa del 28 de diciembre, en Hacienda confiaban que, con una mayor meta de inflación, el camino a la baja de tasas era inevitable. Cuándo lo concrete el Banco Central, es un tema de ellos; son independientes, aseguraban en el inicio del año.

No obstante, en los primeros meses del año, los números no dieron lo previsto para ir hacia el objetivo del 15%. Con 6,7% que marcó el IPC del Indec para el primer trimestre, el 15% queda lejos. Pero no hay que extrapolar este número. Hay muchos argumentos para pensar que después de mayo, la inflación ceda, por lo menos, por un menor ajuste de tarifas, esperan optimistas en el Gobierno.

Más notas de tu interés

Comentarios2
Pedro Iacobucci
Pedro Iacobucci 17/04/2018 08:59:16

Ser un genio en matemáticas evidentemente no habilita para presidente del BCRA.

Adelmo Matias Jara
Adelmo Matias Jara 17/04/2018 08:27:37

Nos esta llevando a la ruina no hay consumo se nota mucho y enfria la economia lo cual las empresas cierran y va a haber mas desocupacion nadie va a invertir aki con estos personajes ortodosos