Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Gobernadores acordaron cubrir diferencia con partidas de ATN

Tras el consenso con la CGT, el Gobierno garantizó que se hará cargo de los $ 7000 millones extra. Auguran que una de las fuentes de financiamiento será el impuesto al juego

El equipo de Mauricio Macri con los gobernadores en la Casa Rosada

El equipo de Mauricio Macri con los gobernadores en la Casa Rosada

Luego de cerrar el acuerdo con la CGT, el Gobierno nacional consensuó con los gobernadores modificar el Impuesto a las Ganancias y cubrir la diferencia fiscal, con parte de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN), al tiempo que confirmaron que se aplicará por única vez el impuesto a las operaciones de dólar futuro previas a la asunción del gobierno de Macri. Así, se cubrirán los $ 7000 millones que existían de diferencia entre los
$ 27.000 millones previstos en el proyecto original a los $ 34.000 millones que se acordaron esta semana.

El anuncio lo realizó ayer por la tarde el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, acompañado por su par de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, y los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba), Alfredo Cornejo (Mendoza), Sergio Uñac (San Juan), y Alberto Weretilneck (Río Negro). Por su parte, Prat-Gay afirmó que en el nuevo proyecto de reforma del Impuesto a las Ganancias "está previsto el impuesto extraordinario por única vez a las operaciones especulativas del dólar futuro previas a la asunción de este gobierno".

Así, el costo extra por el cambio del proyecto que deberá ser sancionado en ambas cámaras del Congreso, lo absorberá la Nación. Prat-Gay dijo ayer que Macri quiere "mantener la palabra con los gobernadores de que los $ 27.000 millones del presupuesto 2017 no van a tener ninguna modificación".

La reunión se extendió durante una hora en la Casa Rosada y se llegó a un entendimiento. Frigerio descartó que las modificaciones vayan a afectar la obra pública, ya que el "acuerdo está muy cerca de tener los recursos fiscales que estaban previstos en el presupuesto". Pero "los gobernadores pusieron las cosas en su lugar" y "primó la sensatez y la racionalidad". El ministro precisó que una de las fuentes de financiamiento del proyecto de modificación del tributo va a ser "el impuesto al juego", con el que pretenden recaudar "$ 6000 millones".

En la Rosada sostuvieron que "entre todos logramos corregir el mamarracho que salió de Diputados. Dimos una muestra de seriedad y responsabilidad a los argentinos y a los inversores que quieren venir al país".