Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Gira presidencial a China con eje en la nueva franja y la ruta de la seda

El domingo, cuando llegue a Beijing, el jefe de Estado participará de un encuentro con el que China busca potenciar la cooperación con una franja que incluye más de 40 países

Gira presidencial a China con eje en la nueva franja y la ruta de la seda

El presidente Mauricio Macri llegará este domingo a la capital china, Beijing, en el marco de una visita oficial al gigante asiático, donde buscará cerrar acuerdos sobre infraestructura, agroindustria y minería por más de u$s 30.000 millones.

Pero además, Macri será uno de los dos jefes de Estado de América del sur –junto a la chilena Michele Bachelet– en participar del "Foro de la Franja y la Ruta de la cooperación internacional (también conocida como OBOR, por sus siglas en inglés "One Belt, one road"). Se trata de una iniciativa que impulsa el gobierno chino y que figura como uno de los pilares fundamentales de su plan quinquenal de gestión. Fue propuesta en 2013 por el presidente Xi Jinping, en un intento por revitalizar la economía global.

La Obor apunta a afianzar lazos políticos, comerciales y de cooperación con países de Asia, Europa y África, en una idea aggiornada a los días actuales de la milenaria Ruta de la Seda. También incluye una ruta de la seda marítima del siglo XXI. Son seis corredores económicos, con diferentes asociaciones de cooperación bilateral o regional. En la ruta marítima, China incluye a los países América latina. Hoy China es el segundo mayor socio comercial de la región, y principal destino de minerales de hierro, soja y carne vacuna, entre otros productos.
El año pasado, el comercio entre China y América latina cayó 8,4% interanual, a partir del abrupto descenso que registraron los precios internacionales de las materias primas.

Por eso, la mayoría de las naciones de la región busca diversificar sus exportaciones y cerrar nuevos acuerdos con hacia el gigante asiático. Los mejor posicionados para lograrlo son Chile, Perú y Costa Rica, porque cuentan con tratados de libre comercio con China. Más allá de no tener TLC, Argentina quiere contar con un lugar central y para eso buscará desde la Obor impulsar la inversión china en la hidrovía sobre el río Paraná, clave en la integración regional con Bolivia, Paraguay, Brasil y Uruguay. Si bien es una obra que aún está concesionada, existe un fuerte interés chino en invertir en esa ruta, estratética en el marco de los corredores bioceánicos. El embajador argentino Diego Guelar dijo días atrás a la agencia Télam que "esta gran obra de infraestructura va a tener crédito del nuevo banco de inversión asiático". Asimismo, Macri buscará avanzar en una "triangulación con los chinos" en sus programas de cooperación con África en dos áreas, el aprovisionamiento de alimentos y asistencia tecnológica. "Ellos tiene los recursos, nosotros la comida y la gran tecnología agropecuaria", destacó Guelar.

China celebró la presencia en el foro de Beijing de Macri y Bachelet, al entender que su presencia "pone de manifiesto que la interconectividad, con países tan lejanos, es la aspiración común de muchos países propensos a la globalización".

Desde su lanzamiento, unos 40 países firmaron distintos acuerdos de cooperación con China en el marco de la iniciativa. Entre este domingo y el lunes, en el foro internacional de Beijing, habrá 29 jefes de Estados, entre ellos Macri, y sus respectivas delegaciones que buscarán avanzar en ese camino.

Para esta construcción de una franja económica transcontinental, China considera clave la coordinación de políticas; la conexión de infraestructuras e instalaciones, la eliminación de trabas al comercio, la integración financiera y el estrechamiento de los lazos entre los pueblos.

Tras su participación por ese foro, Macri disertará el martes en un encuentro empresario con 600 líderes chinos y un centenar de hombres de negocios argentinos. Y tendrá el miércoles su encuentro con Xi Jinping, donde espera firmar una decena de acuerdos. Luego seguirá su visita por Shanghai, donde Argentina fue declarada "invitada de honor" en la feria alimentaria (SIAL) más importante de Asia.